CRS en centroamérica, sudamérica y el caribe

CRS en centroamérica, sudamérica y el caribe

Catholic Relief Services trabaja en 17 países de América Latina y el Caribe.

El trabajo humanitario de CRS en la región brinda a las personas acceso a atención médica y educación, ayuda a decenas de miles de agricultores a mejorar su productividad y capacidad de recuperación ambiental frente al cambio climático y ayuda a las comunidades a prepararse y responder a los desastres naturales.

CRS también trabaja con la Iglesia Católica y los colaboradores de la sociedad civil para defender a los pueblos indígenas y los derechos laborales, y para defender los derechos de los migrantes en toda la región a través de ayuda humanitaria, educación y abogacía. Los programas de ayuda humanitaria de CRS en América Latina y el Caribe se centran en satisfacer necesidades críticas e inmediatas a través de ayuda en caso de desastres, servicios de salud y opciones agrícolas viables. Satisfacer y responder de manera reflexiva y responsable a las necesidades humanas comienza a abordar los factores a largo plazo y estructurales que hacen de la pobreza un problema crónico en la región.

Debido a que esta zona es propensa a huracanes, terremotos y sequías, el trabajo humanitario de CRS en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe permite a las comunidades planificar cuidadosamente y responder eficazmente a los desastres. En coordinación con el gobierno local y grupos comunitarios, desarrollamos y sensibilizamos sobre los planes de emergencia. En el Caribe, los comités de acción de emergencia juveniles ponen a los jóvenes a trabajar para trazar rutas de evacuación y establecer refugios de emergencia. En las zonas rurales, CRS ayuda a los agricultores a mejorar la calidad del suelo, proteger las fuentes vitales de agua y replantar áreas propensas a deslizamientos e inundaciones.

También hemos utilizado nuestra experiencia en preparación para emergencias y desastres para desarrollar otra programación. Sobre la base de los programas de agua a gran escala que implementamos en respuesta al huracán Mitch, CRS ha desarrollado una experiencia en el manejo de cuencas hidrográficas, un enfoque innovador y holístico que permite a las comunidades proteger y administrar mejor sus recursos hídricos.

Nuestros programas también crean las condiciones que permiten a los pequeños agricultores entrar y prosperar en mercados estables y más rentables. El 60% de las personas en las zonas rurales vive por debajo del umbral de pobreza. Para más de la mitad de ellos, la agricultura es la principal fuente de ingresos. Personalizamos las intervenciones para abordar necesidades específicas y críticas.

CRS construye cadenas de valor que apoyan a los agricultores pobres a gran escala. La Alianza Cacao El Salvador, una colaboración liderada por CRS de empresas privadas, gobiernos e instituciones de investigación, está transformando a El Salvador en una fuente de cacao para el mercado internacional gourmet. El proyecto de tres años aumentará los ingresos de 10 mil familias de agricultores y creará 26 mil empleos.

America-Latina-el-Caribe

Miembros del programa Jóvenes Constructores en El Salvador. Este programa patrocinado por CRS, les enseña destrezas variadas y a hacer obras comunitarias. Foto de Oscar Leiva/Silverlight para CRS

Luchamos contra el hambre y la nutrición a través de programas específicos que proporcionan alimentos. Para alentar el consumo de alimentos nutritivos, enseñamos a las familias cómo crear huertos familiares y las educamos sobre el cuidado y el consumo del ganado doméstico. Trabajamos con centros de salud para vacunar a los niños y tratar enfermedades relacionadas con la desnutrición.

Los países de América Latina y el Caribe enfrentan algunos desafíos de alto perfil que incluyen pobreza, violencia de pandillas y jóvenes, conflictos sociales, trata de personas y menores no acompañados que abandonan su tierra natal.

Para abordar las causas principales de la migración, nuestro trabajo humanitario en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe invierte en la juventud, que desempeña un papel crucial en la transformación de sus comunidades. Jóvenes Constructores, el programa emblemático de CRS, ha ayudado a más de 4 mil jóvenes en Centroamérica a desarrollar habilidades vocacionales y de vida para que puedan encontrar trabajo o comenzar pequeños negocios.

CRS tiene más de 200 socios en América Latina y el Caribe. Todos los programas de CRS están diseñados para fortalecer la capacidad de las comunidades locales para satisfacer sus propias necesidades y trabajar de manera más efectiva con sus gobiernos locales.

A medida que exploras los países en los que CRS trabaja, esperamos que veas el tremendo potencial detrás de los programas, las historias y especialmente las personas a las que tenemos el privilegio de servir.

Historias relacionadas a esta región:


Los proyectos de CRS en la región están ubicados en:

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.