La pequeña nación costera de Guinea continúa siendo una de las más pobres del mundo a pesar de sus abundantes recursos naturales y rica cultura e historia.

Haciendo frontera con otras seis naciones de África Occidental, el cruce fronterizo comercial de Guinea de bienes tales como arroz y maíz lo han convertido en un punto estratégico regional de comercio, no obstante, las pobres regulaciones de su gobierno y la corrupción han detenido el progreso del país desde que logró su independencia en 1958.

En el 2010 tomó elección el primer presidente democrático y, después de 5 años, el país continúa plagado de disturbios y epidemias. Bajos niveles de educación, pobre infraestructura y altos niveles de pobreza han provocado brotes de enfermedades últimamente.

Pese a que la atención de la prensa está enfocada en la epidemia del Ebola, la Malaria, el sarampión, meningitis y cólera de hecho cobran más vidas que el virus del Ebola combinado.

Junto con la inestable situación política, estos factores amenazan con detener la habilidad del país de satisfacer las necesidades básicas de la población en el futuro.

Guinea CRS salud infantil mosquiteros malaria

Una mujer y su hijo reciben un mosquitero impregnado con insecticida contra la malaria en Guinea. CRS formó parte de una campaña nacional en Guinea (Conakry) que entregó mosquiteros y otros servicios de salud para niños menores de 5 años. Foto de Lane Hartill/CRS

Trabajo de CRS en Guinea

Guinea Ecuatorial recientemente ha visto una explosión en el sector de recursos naturales, especialmente en su industria petrolera. En 34 por ciento, el país tiene actualmente una economía de rápido crecimiento.

No obstante, la mayoría de sus ciudadanos continúa viviendo en la severa pobreza. En respuesta, CRS se enfoca en cubrir las necesidades humanas básicas y en aliviar el sufrimiento.

El trabajo en Guinea Ecuatorial es administrado por la oficina de CRS Camerún en Yaounde, Camerún.