Su gente acogedora y playas de primera clase han convertido a Ghana en un imán para los turistas. Sin embargo, los visitantes que no se alejan de las principales carreteras nunca se percatarán de los cinturones de pobreza que se extienden por todo el país africano, especialmente en las tres regiones del norte.

Ghana sida estigma educación CRS

Andrews Asamoah habla con ghaneses seropositivos en un grupo de apoyo en Obuasi, Ghana. Gracias a fondos del Fondo Global, CRS trabaja con Ghaneses para que entiendan el virus y ayuden en reducir el estigma. Foto de Lane Hartill/CRS

Reconocida por la comunidad internacional como líder en los campos de la democracia y la economía de África, Ghana ha ocupado el centro de atención en la lucha contra la pobreza.

Catholic Relief Services (CRS) es un socio antiguo en el desarrollo de Ghana. CRS Ghana se estableció en 1958, un año justo después de que el país obtuviera su independencia. La Iglesia Católica se halla entre los más sólidos socios con quienes trabaja CRS en Ghana.

Trabajo de CRS en Ghana

El mayor programa de CRS Ghana está diseñado para beneficiar a los niños. El programa de educación, por ejemplo, apoya a cerca de 250.000 escolares. Las iniciativas de salud de CRS, ejecutadas mediante cinco socios diocesanos, asisten a personas con el VIH. Los proyectos de CRS que apoyan agua y saneamiento, proyectos agrícolas y la construcción de la paz, alcanzan a las comunidades más vulnerables de Ghana, además de construir una sólida red de comprometidos y experimentados socios.

Salud

CRS Ghana se asocia con el Ministerio de Salud para ofrecer servicios de salud en comunidades rurales, los cuales monitorean el crecimiento y aplican vacunas a niños menores de 5 años. CRS Ghana fortalece estos servicios ayudando en la construcción de instalaciones. Un proyecto de supervivencia infantil fue iniciado recientemente para complementar los esfuerzos en marcha. Este proyecto se dedica a rehabilitar niños afectados con moderada a severa desnutrición, utilizando alimentos sanos disponibles localmente.

Aunque en Ghana la prevalencia del VIH, de 3 por ciento, es relativamente baja en comparación con el resto de los países de África, la mayoría de los afectados carece de acceso a los anti-retrovirales. El estigma también es alto, por lo que la gente con el VIH se mantiene alejada de los servicios disponibles. El proyecto CRS Ghana de VIH y sida se enfoca en el cuidado digno a las personas con el VIH. Los voluntarios visitan a los pacientes en sus hogares, los aconsejan y ayudan a cuidar de sus hijos. También se promueve la prevención.

CRS Ghana, en alianza con el Departamento de Bienestar Social, el servicio de salud, las diócesis católicas y hospitales, y otros, ofrece alimentos a personas con el VIH, niños huérfanos, personas mentalmente enfermas, ancianos y personas con capacidades diferentes.

Agua y saneamiento

Ghana tiene el segundo mayor número de casos del gusano de Guinea en el mundo. En la zona rural los inodoros son escasos y mucha gente no tiene ni letrinas. En respuesta, CRS Ghana ha usado recursos privados para satisfacer las necesidades de agua y saneamiento, especialmente en las tres regiones del norte. CRS Ghana ha mejorado el acceso al agua potable y las condiciones de higiene en 26 comunidades. La gente colabora con trabajo y materiales de construcción locales.

Agricultura

CRS Ghana reconoce que para incrementar los ingresos familiares se requieren esfuerzos en el orden de mejorar la producción y el mercadeo de los pequeños agricultores. CRS Ghana trabaja con la Diócesis de Navrongo-Bolgatanga para incrementar los ingresos y la producción de los cultivadores de maní en dos distritos de la región norte. En el primer año del proyecto las ganancias subieron 50 por ciento.

Paz y derechos humanos

En los años noventa, los conflictos étnicos devastaron parte de las tres regiones del norte. Desde entonces, esas áreas han tenido una historia de conflictos, manteniendo una paz frágil. Con el fin de promover una paz duradera, CRS Ghana y la Diócesis de Damongo se han acercado a cinco diócesis en las tres regiones del norte. Se han establecido Centros de Paz Satélites, donde las iniciativas de paz comunitarias tienen la oportunidad de echar raíces y prosperar.

Educación

En las tres regiones del norte, 76 por ciento de los habitantes son analfabetos, la tasa más alta del país. El esfuerzo de CRS para mejorar la educación en Ghana se concentra en los niños. El mayor proyecto es de asistencia alimentaria, que alienta la asistencia a clases y la retención, proporcionando almuerzos calientes a los escolares varones y raciones para llevar a casa a las niñas. Este proyecto cubre los 34 distritos en las tres regiones.

CRS se esfuerza en mejorar la calidad de la educación capacitando a los maestros y proporcionándoles materiales para que hagan una labor efectiva con los niños. Los programas de CRS también enseñan prácticas de higiene y, dos veces al año, desparasitan a los estudiantes.

Historia de CRS en Ghana

CRS opera en Ghana desde 1958, un año justo después de que el país obtuviera su independencia de Gran Bretaña.

Al comienzo, los programas de CRS ofrecieron asistencia general sin dirigirse a segmentos específicamente pobres o vulnerables. A finales de la década del sesenta, la estrategia de la agencia cambió a una asistencia focalizada. Como resultado, CRS trasladó su apoyo de los centros de capacitación de maestros a las escuelas primarias. En lugar de suministrarles alimentos a todos los pacientes del hospital, CRS se concentró en las madres y los niños.

En los años setenta, el Ministerio de Salud de Ghana le solicitó a CRS apoyo para los centros de salud gubernamentales en todo el país. CRS continuó trabajando con 25 hospitales católicos, al tiempo de expandirse a las instalaciones públicas, y al final trabajaba con 130 centros.

El empeoramiento de la economía de finales de los setenta, seguido por sequías y escasez de alimentos, devastó a los ghaneses hasta mediados de la década del ochenta. CRS respondió con programas que aseguraban alimento a adultos que participaban de proyectos de desarrollo como construcción de pozos y otras obras comunitarias.

A comienzos de la década del noventa, a medida que la economía de Ghana se estabilizaba, CRS comenzó a evaluar críticamente sus prioridades. Se continuó la alimentación escolar, pero CRS trasladó su apoyo del Ministerio de Salud a servicios de nivel comunitario. A mediados de esa década, CRS concentraba sus mayores esfuerzos en las tres regiones del norte, las más necesitadas.

La década siguiente presencio otro cambio en CRS Ghana de programas alimentarios a un creciente énfasis en apoyo técnico y capacitación para nuestros socios.