República Dominicana

República Dominicana CRS Acción Callejera niños trabajadores consejería

Robinson Martinez, de 15 años, asiste a una sesión de consejería en Acción Callejera, en Santiago, República Dominicana, una organización dedicada a ayudar a niños trabajadores y darles un nuevo propósito en la vida. Acción prepara a los jóvenes para que puedan regresar a la escuela, les provee comida por una suma simbólica, y cuidado médico y consejería gratis. Foto de Sara A. Fajardo/CRS

Situación actual del país

El trabajo de Catholic Relief Services (CRS) en la República Dominicana se concentra en el fortalecimiento de la sociedad civil, especialmente de las comunidades locales que luchan por superar una larga historia de injusticia y marginalización. En colaboración estrecha con la Iglesia Católica y otras organizaciones no gubernamentales, CRS apoya proyectos de desarrollo locales, en cuatro sectores claves: • Paz y derechos humanos • Educación • VIH, sida y salud • Emergencias CRS ha trabajado durante 47 años en la República Dominicana. Nuestra visión consiste en crear una cultura de paz, justicia y respeto por la dignidad humana. La oficina principal de CRS está localizada en la capital, Santo Domingo; el representante del país es John Service. CRS República Dominicana sirve también a Jamaica, las Antillas y el Caribe oriental. Los programas de CRS en la República Dominicana, que se realizan principalmente con líderes comunitarios, los beneficiarios y sus familias, fomentan el desarrollo humano y la promoción comunitaria. CRS trabaja primariamente con Cáritas Dominicana y organizaciones cívicas seculares.

Historia

1961

CRS inició sus programas en la República Dominicana en 1961, a invitación de la Conferencia Episcopal Dominicana.
En años recientes, a medida que crece la población haitiana migrante, CRS ha aplicado un enfoque integral para manejar este complejo asunto.
El deterioro de las condiciones sociales y económicas, la violencia creciente y el aumento en la prevalencia del VIH y el sida, los persistentes huracanes y otros desastres, han apresurado en años recientes el trabajo de CRS en la región del Caribe. Nuestro trabajo en Guyana ha crecido notablemente, impulsado en parte por el programa AIDSRelief.

Sobre los Socios

1. CRS se ha sumado a los esfuerzos de la iglesia local para ayudar a los inmigrantes haitianos en la creación de una red comunitaria para la defensa de los derechos humanos.
2. El Servicio Jesuita a Refugiados trabaja con CRS para ejecutar el proyecto denominado “Todos nosotros trabajamos”.
3. Compuesto por cinco sociedades civiles y organizaciones de la Iglesia, el Consorcio NINA, con el apoyo de CRS, proporciona atención de calidad, protección y apoyo a niños y jóvenes de la calle.
4. Con fondos de CRS y UNICEF, las Hermanas Juanistas trabajan a través de la frontera con Haití para promover la abstinencia para prevenir el embarazo de adolescentes y el riesgo del VIH.

Información sobre programas

Sociedad civil y gobierno

Respuesta a desastres naturales

Emergencias
Los huracanes, las tormentas tropicales y las inundaciones producen efectos devastadores en la República Dominicana. Recientemente, la tormenta tropical “Noel”, la más mortífera que ha azotado la región desde 2004, mató a 56 personas y dejó a miles sin hogar. CRS ha edificado relaciones claves con la Iglesia local para ayudar a maximizar la preparación y respuesta comunitarias ante tales desastres. Invertimos fuertemente cada año en almacenar suministros para atender las necesidades inmediatas de los afectados. CRS conduce rutinariamente ejercicios de preparación para emergencia con sus socios en el Caribe, y ha diseñado un plan al respecto junto con Cáritas Dominicana.

Educación

Educación
Niños y adolescentes de la calle
Durante los últimos tres años, CRS y cinco socios locales han implementado el proyecto Niños, Niñas y Adolescentes, financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés). Este programa ayuda a niños y jóvenes que viven en las calles, ofreciéndoles cuidado, protección y apoyo. El proyecto ha proporcionado apoyo integral a 4.040 niños y jóvenes. Su éxito motivó a la USAID a continuar financiando la iniciativa mediante un proyecto de seguimiento llamado “Aprendiendo Juntos” que busca atender a otros 950 niños en riesgo y a sus familias.

VIH y sida

VIH, sida y salud
El ministerio de Salud de República Dominicana estima que entre 1,1 y 1,9 por ciento de la población del país tiene el VIH. En vista de que la elevada tasa de embarazos adolescentes (40 por ciento) y de que muchos de los tienen el VIH son menores de 17 años, la propagación de enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes merece especial atención. Las autoridades de salud afirman que el turismo ha jugado un papel importante en la propagación del virus, lo mismo que la extensa red de trata de personas, muchas de cuyas víctimas proceden de Haití, donde las tasas del VIH son mayores. En los bateyes, la prevalencia es todavía más alta.
En coordinación con la red Cáritas, CRS trabaja para reducir el estigma y la discriminación contra la gente con el VIH y sus familias. CRS ofrece pruebas del VIH, combinadas con asistencia psicológica y de emergencia, incluyendo alimento y cuidado de salud. También se distribuye material educativo y anuncios de radio para crear conciencia del problema. Se educa a los jóvenes acerca de la prevención y la abstinencia mediante el teatro callejero, talleres y presentaciones en las escuelas.
En las ciudades fronterizas de Dajabón en la República Dominicana, y Ouanaminthe en Haití, los niños y adolescentes se hallan en muy alto riesgo debido a la migración, la extrema pobreza y una ausencia colectiva de conocimiento y conciencia acerca de los peligros del VIH y el sida. CRS y sus socios capacitan a los maestros y a los muchachos entre 10 y 18 años para promover la abstinencia como una vía de escape al peligro.

Construción de la paz

Fortalecimiento de la red de derechos humanos
CRS y sus socios se hallan en el proceso de capacitar, consolidar y fortalecer la Red de Derechos Humanos, una coalición de 30 comités de derechos humanos que operan en comunidades dominico-haitianas en todo el país. Con apoyo de CRS, nuestros socios capacitan a los miembros de estos comités, muchos de ellos líderes comunitarios y maestros de escuela, para que promuevan la paz y sirvan como mediadores en conflictos.
Gracias a esta capacitación se ha notado un impacto significativo en la forma que las autoridades nacionales, municipales y provinciales responden a los reclamos de los dirigentes comunitarios.
Para asegurar el respeto a los derechos de dominicanos y haitianos a lo largo de la frontera, CRS y sus socios:
• Ofrecen representación legal en las cortes dominicanas a víctimas de violaciones de derechos.
• Gestionan documentos legales.
• Ofrecen asesoría sobre derechos y responsabilidades de los inmigrantes.