Níger, calificado por las Naciones Unidas como “el país menos apto para vivir”, se ha debatido durante siglos entre sequías, golpes de Estado y hambrunas. Aun así, su gente persevera con dignidad y fortaleza, en un ambiente formado por océanos de arena y arbustos. En este país con el doble de la extensión de Texas, los camellos son reyes y la hospitalidad predomina. Los turistas duermen sobre la arena tibia del desierto con las estrellas como techo.

Níger CRS hambre comida

Souéba Boubacar y Balki Boubacar son hermanas que viven en Toudoun Jaka, Níger. En meses recientes, han comido solamente boule, un puré de mijo que tiene poco valor nutritivo. Balki se ha enfermado y bajado de peso. CRS distribuirá comida a niños y los adultos más vulnerables en Toudoun Jaka. Por una falta de lluvia el año pasado, unos 7.5 millones de nigerinos no tienen suficiente comida. Foto de Lane Hartill/CRS

A pesar de la rica y celebrada cultura de Níger, la inestabilidad y las sequías son desafíos difíciles de enfrentar. En 2005, una crisis alimentaria atrajo la atención del mundo. La desnutrición endémica afecta a más de 3,5 millones de personas. Catholic Relief Services (CRS) lanzó una respuesta de emergencia que permitió alimentar a miles de niños desnutridos y suministró semillas a los agricultores. Níger todavía se recupera de la crisis, y la situación permanece precaria.

CRS Níger trabaja con la Iglesia Católica y socios locales para mejorar el acceso a alimentos de los habitantes de la zona rural. CRS también trabaja en las áreas de la salud, agricultura, microfinanzas, educación y respuestas de emergencia.

Trabajo de CRS en Níger

La simple obtención de suficiente comida y agua es un problema para la gente de Níger. Cuando no hay dinero para comida, los niños son obligados a trabajar. CRS Níger ayuda a las familias a incrementar el monto de comida que pueden producir, estimula a las mujeres a obtener ingresos mediante los planes de microfinanzas y ofrece capacitación para cientos de maestros. CRS también apoya más de 100 escuelas, permitiendo que miles de niños nómadas asistan a clases en lugar de verse obligados a trabajar.

Agricultura y seguridad alimentaria

CRS comenzó a trabajar con los agricultores en el año 2000 en un programa que suministraba alimento a todos aquellos que ayudaran conservar suelos y aguas. Los agricultores construyen “medialunas” —unas parcelas que ayudan a conservar el agua— y bordes de piedra que amortiguan el correr del agua y capturan sedimentos. A cambio de esta labor comunitaria, reciben bulgur (una variedad de trigo tierno triturado), harina de maíz y sorgo. En 2006, más de 77.000 personas se beneficiaron de este programa.

Mediante los socios de CRS, a los cultivadores de sésamo (ajonjolí) se les enseñan técnicas agrícolas y de mercadeo. Desde el inicio del proyecto en 2002, la producción de sésamo se ha incrementado casi diez veces.

Emergencias

En 2005, cosechas pobres, una plaga de langostas y la caída de los mercados tuvieron como resultado una crisis que dejó un tercio de la población de Níger al borde de la inanición. Se perdió el 26 por ciento de la producción de grano. Familias que no disponían de suficiente comida se vieron obligadas a comprar alimentos básicos como millo, sorgo y arroz a precios inflados. Muchas de ellas vendieron algunas pertenencias o tomaron préstamos pagando altos intereses.

En 2006, CRS respondió patrocinando ferias de semillas y obsequiando cupones a los agricultores para adquirirlas. CRS también distribuyó vitamina A y alimentos para niños desnutridos, en zonas remotas. En 2006, el gobierno de Níger y CRS acudieron en ayuda de más de 380.000 niños tratados por desnutrición en 949 centros a escala nacional.

En julio y agosto de 2006 fuertes lluvias devastaron la ciudad de Zender. CRS y su socio Cáritas Development Níger, distribuyeron enseres de cocina, frazadas y mosquiteros a más de 700 familias que habían perdido sus hogares y posesiones.

Salud y nutrición

El bienestar de una población puede ser medido por la salud y el estado de nutrición de sus mujeres y niños. En Níger, donde la inseguridad alimentaria crónica y la pobreza son comunes, CRS y sus socios trabajan para mejorar la salud de madres y niños. Mediante la Iniciativa de Seguridad Alimentaria en Níger, los socios de CRS adiestran a las parteras tradicionales; promueven la lactancia materna, la vacunación, el cuidado pre y postnatal; y conducen otros servicios de salud públicos.

CRS apoya un extenso programa de nutrición. En 2006, más de 20.000 niños desnutridos fueron tratados en centros públicos de salud en los departamentos de Tanout, Dogondoutchi y Dakoro, por medio de nuestros socios.

Educación

La tasa de analfabetismo en Níger asciende a 85 por ciento. La matrícula de escuela primaria en las zonas rurales es de menos de 32 por ciento de la cantidad de niños en edad escolar. Esta cifra es menor aún en las regiones remotas, hogar de las etnias nómadas wodaabe y tuareg. Estas familias viajan hasta 40 kilómetros diarios durante la temporada de lluvias, por lo que los niños aprenden diariamente a cuidar el ganado, pero muchos no aprenden a leer ni escribir. CRS encabeza un consorcio, financiado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, que combate el trabajo infantil en Níger. Para el año 2006, éste consorcio produjo un estudio documental sobre el trabajo infantil en la región de las minas de oro de Komabangou y estableció:

  • 30 centros de alfabetización de adultos.
  • 12 bancos de granos y 12 farmacias en escuelas.
  • 4 grupos para madres nómadas.
  • 22 escuelas para niños nómadas.
  • 4 centros vocacionales para jóvenes.

CRS también trabaja con escuelas en el distrito pastoral de Bermo. CRS Níger y Cáritas Development Níger han estimulado a más de 1.000 niños de 24 comunidades a inscribirse en 12 escuelas.

Microfinanzas

El objetivo del programa de microfinanzas de CRS, iniciado en 2000, ha sido ampliar el acceso de las mujeres al crédito. El mayor éxito de CRS en esta área es Caisse Albaraka SA, una entidad de microfinanzas con su consejo de directores establecido oficialmente en 2006. El objetivo de Caisse Albaraka es reducir la pobreza mediante el fomento de actividades generadoras de ingresos en las regiones de Dosso y Tillabéry. La cartera de préstamos se halla en constante progreso, gracias a la alta demanda de micro créditos por las comunidades participantes. Al 30 de septiembre de 2006 el total de fondos se elevaba a 371.852 dólares para 6.057 clientes incorporados en 120 grupos de mujeres solidarias. La tasa de recuperación de los préstamos para ese cuatrimestre fue de 100 por ciento.

Historia de CRS en Níger

Níger obtuvo la independencia de Francia en 1960. En 1974 los militares derrocaron al presidente civil y durante más de dos décadas los nigerinos vivieron en medio de turbulencia política.

CRS arribó a Níger a comienzos de la década del noventa y CRS Níger abrió sus puertas en 1991 como una pequeña oficina satélite del programa CRS Burkina Faso, hasta que se convirtió en un programa nacional en 1999, el mismo año en que fuera asesinado en un golpe de Estado el presidente Ibrahim Baré Maïnassara. En julio de ese año se proclamó una nueva constitución y más  adelante se celebraron elecciones legislativas y presidenciales. Tandja Mamadou, el actual presidente, triunfó en esos comicios.

En respuesta a la crisis alimentaria de 2004-2005, CRS Níger colaboró con el Gobierno de Níger, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, la Oficina de los Estados Unidos para Asistencia a Desastres en el Extranjero y Cáritas Níger, para implementar un programa de emergencia que asistió a miles de nigerinos.