Jinde Charities, socios de CRS, distribuyen comida y otros tipos de ayuda a los sobrevivientes del terremoto de Yushu, abril 2010. Foto cortesía de Jinde Charities

Jinde Charities, socios de CRS, distribuyen comida y otros tipos de ayuda a los sobrevivientes del terremoto de Yushu, abril 2010. Foto cortesía de Jinde Charities

La epidemia del VIH y el sida crece en China a una de las tasas más altas del mundo. En 2005, el Gobierno chino, junto con la Organización Mundial de la Salud y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH y el sida, estimó que unas 650.000 personas viven con el VIH en el país. La epidemia se propaga de los grupos de alto riesgo a la población general, con el riesgo potencial de que se extienda adicionalmente. Los expertos temen que la cantidad de personas con el VIH en China podría alcanzar 10 millones hacia 2010 si no se toman medidas contra la epidemia.

Catholic Relief Services (CRS) responde apoyando los esfuerzos de sus organizaciones socias en el territorio continental para ofrecer programas efectivos de prevención y cuidado del VIH y el sida en sus comunidades.

Desde 2004, CRS ha respaldado el desarrollo del emergente sector de servicio social en China, con un particular enfoque en ofrecer servicios de cuidado y apoyo a personas con el VIH y sus familias, e implementando programas de prevención que se concentran en la reducción del estigma.

Trabajo de CRS en China

CRS responde a la creciente epidemia del VIH y sida trabajando con organizaciones socias a fin de ofrecer efectivos servicios de cuidado y apoyo a personas con el VIH y sus familias, e implementando programas de prevención que se concentran en la reducción del estigma.

CRS respalda la respuesta inmediata y de largo plazo a las necesidades de las personas con el VIH y sus familias. Los programas de nuestras organizaciones socias ayudan a las familias a satisfacer sus necesidades básicas y ofrecen consejería, actividades de apoyo, pequeños créditos para abrir negocios, becas escolares y capacitación laboral. Además, nuestros socios realizan visitas a hospitales y hogares, dan información nutricional y de salud; información sobre prevención, así como talleres sobre reducción del estigma.

CRS también trabaja con organizaciones socias para incrementar la eficiencia y mejorar la capacidad técnica de los prestadores de cuidado del VIH y sida.