Togo, con una cultura conocida por su religión tradicional y un pueblo hospitalario, siempre ha atraído a los visitantes; especialmente a los alemanes, que gobernaron Togolandia hasta 1914.

A pesar de su población de tan solo 5,7 millones de habitantes, Togo tiene la carga de una pobreza generalizada. Esta, sumada a la inestabilidad política de la década del noventa, obligó a muchas personas a huir de su patria. La crisis llegó a su punto más alto durante la violenta elección presidencial de 2005 cuando decenas de miles de togoleses huyeron a los países vecinos, Benin y Ghana.

Catholic Relief Services (CRS) comenzó a trabajar en Togo en 1958 pero nuestros programas fueron discontinuados en la década del noventa debido a la confusión política que reinaba en el país. En 1999 se retomaron los programas a pequeña escala y son gestionados desde el programa CRS Benin.

Trabajo de CRS en Togo

Debido a la fragilidad de su sistema político, la existencia de grupos étnicos rivales y su posición como lugar de tránsito para mercaderías y viajeros, Togo es vulnerable a la violencia y a la propagación del VIH. CRS es consciente de estas circunstancias y ayuda a grupos que buscan evitar el conflicto y educar a los togoleses sobre el VIH y el sida.

Salud

CRS y nuestros socios protegemos a las personas de Togo que viven con el VIH proporcionándoles cuidados integrales, que incluyen apoyo médico, psicológico, nutritivo y espiritual.

Los socios de CRS capacitan a voluntarios de la comunidad para que brinden cuidados a domicilio y servicios pastorales a los togoleses con el VIH que ya no pueden viajar a los centros médicos. Al alentar los cuidados en la comunidad, el proyecto ayuda a aliviar la sensación de aislamiento de las personas con VIH.

Paz y derechos humanos

En los últimos años, el malestar político ha dejado sus huellas en Togo y ha llevado a miles de togoleses a huir a los países vecinos. CRS y nuestros socios promovemos la resolución no violenta de los conflictos. Se han instalado grupos de diálogo para jóvenes, jefes tradicionales y asociaciones de mujeres rurales. Estos grupos fomentan una cultura de la paz y aumentan la toma de conciencia sobre los derechos humanos. Se han capacitado asistentes jurídicos para que ayuden a resolver conflictos locales y promuevan la no violencia por medio de la radio local, el teatro y los tambores tradicionales.

Historia de CRS en Togo

Togo era una colonia alemana que fue dividida entre los franceses y los ingleses después de la I Guerra Mundial.

CRS llegó al país en 1958 gracias a los fuertes lazos entre los obispos católicos de los Estados Unidos y Togo. Inicialmente CRS brindaba apoyo básico a los pobres con la distribución de ropa y medicamentos. En el transcurso de los años, se han ampliado las actividades para incluir programas de alimentación escolar, programación de la salud materno-infantil, ayuda humanitaria y desarrollo de pequeñas empresas.

Desde 1967 hasta su muerte en 2005, el general Gnassingbé Eyadema fue el presidente militar de Togo. Durante más de 20 años el país fue gobernado por un mismo partido político, el Reagrupamiento del Pueblo Togolés. En 1990 y debido a la presión ejercida por países europeos y vecinos, el gobierno accedió a instalar un sistema multipartidario y preparar la celebración de elecciones libres. El proceso resultó difícil y la consecuencia fue una época en la que aumentaron las violaciones a los derechos humanos, el malestar político y, para 1995, la ruptura de relaciones diplomáticas con muchos de los socios de Togo para el desarrollo, en particular la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés) y la Unión Europea. Estos cambios impactaron sobre la capacidad de CRS para continuar sus actividades en el país. CRS clausuró su programa en Togo en 1995, pero en 1999, a pedido de la Conferencia Episcopal de Togo, reabrió un programa pequeño.

Cuando murió el presidente Eyadema en 2005, lo sucedió su hijo Faure Gnassingbé que ha comprometido al país a un proceso de reconciliación. El primer ministro actual, Yawovi Agboyibor, es un líder de la oposición. CRS sigue desarrollando programas de salud y construcción de la paz a pequeña escala.