.

Pakistán, uno de los países más pobres del mundo, es vulnerable a una gama de desastres naturales y provocados por el hombre, incluyendo terremotos, sequías, inundaciones, derrumbamientos de tierra y conflictos sociales. La gente de Pakistán, especialmente la de las áreas rurales, debe luchar contra la falta de acceso al agua, a la educación y a la salud. Catholic Relief Services responde a las emergencias ofreciendo refugio, agua y mucho más. CRS también trabaja con las comunidades para identificar las necesidades y ofrecer recursos como edificios para las escuelas y sistemas de irrigación que ayudan a la gente a volverse más autosuficiente.

Historia

Sobre los socios

Información sobre programas