El Salvador

El Salvador

CRS en el Salvador

El Salvador es el país más pequeño y densamente poblado de Centroamérica. Con una población de poco más de 6 millones, también es considerado el país más industrializado de Centroamérica. Sin embargo, su pueblo continúa enfrentando serios desafíos.
Se estima que 1 de cada 5 salvadoreños han emigrado. Hay una fuerte desigualdad en materia de ingresos entre las zonas rurales y urbanas. Además, el bajo crecimiento económico y los altos niveles de violencia e inseguridad continúan afectando a la sociedad salvadoreña de manera significativa.

Patricia del Carmen Martínez, una cortadora de café que trabajaba en la Finca Germania en Comasagua, La Libertad. Foto por Oscar Leiva/Silverlight para CRS

El país es el segundo más deforestado en el hemisferio occidental. La degradación del medio ambiente y el cambio climático global hacen que el país sea altamente propenso a los desastres naturales.
A pesar de las circunstancias difíciles, el alcance de Catholic Relief Services es extenso. CRS y los socios locales trabajan con familias para mejorar los sistemas agrícolas y el futuro. La organización ayuda a los jóvenes a desarrollar habilidades laborales y para la vida. CRS enseña paz y trabaja por la reconciliación en comunidades afectadas por la violencia. Sin embargo, este trabajo no se puede hacer sin ti.
Cuando donas a CRS, lo haces todo. Ayudas a las familias a prepararse para los desastres naturales, alimentas a sus familias y proteges la tierra. Brindas a los jóvenes educación y capacitación laboral. Trabajas para sanar comunidades aparentemente quebrantadas por la violencia y la tensión, y les das una forma de ahorrar.

En El Salvador, el trabajo de CRS se centra en varias áreas, incluyendo la respuesta a desastres, la agricultura, los jóvenes, la construcción de la paz y las microfinanzas.
El trabajo de CRS en la agricultura va más allá de producir más cultivos. Junto con la diversificación de cultivos, la organización promueve la conservación del suelo y el agua, la reforestación y un mayor acceso a los mercados. CRS introduce prácticas que hacen que la agricultura sea más ecológica y sustentable, incluso durante períodos prolongados de sequía o lluvia.

Con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés), la Fundación Howard G. Buffett y la Fundación Ford, CRS ha comenzado recientemente una iniciativa para reintroducir el cultivo precolonial, el cacao, en El Salvador. Cuando se cultiva dentro de un sistema diversificado, el cacao genera oportunidades económicas para los agricultores familiares al mismo tiempo que rehabilita sus tierras a menudo severamente degradadas. CRS está trabajando con los agricultores para desarrollar una cadena de valor que se extienda desde la producción de cacao a través de su transformación hasta la venta de chocolate de calidad.

 

Francisco Antonio López, trabajador de la Sociedad Cooperativa de Productores de Café de la planta procesadora de café Ciudad Barrios en San Miguel, departamento, El Salvador. Foto por Oscar Leiva/Silverlight para CRS

Con sus socios, CRS aborda tres problemas clave que enfrenta el país: desempleo juvenil e inactividad; altos niveles de violencia en los cuales los jóvenes son víctimas y perpetradores de violencia; y la creación de alternativas a la migración para los jóvenes.
A través de su proyecto Jóvenes Constructores, CRS ha brindado capacitación vocacional y empresarial, apoyo para la inserción laboral, habilidades para la vida y desarrollo de liderazgo, y oportunidades de servicio comunitario.

CRS promueve la construcción de la paz en El Salvador a través de sus programas de prevención de violencia juvenil. CRS y nuestros socios locales ayudan a los jóvenes marginados a participar en la vida cívica y económica en El Salvador a través de talleres de desarrollo de habilidades y programas de servicio comunitario. Un resultado es una mayor confianza y reconciliación entre los jóvenes y sus comunidades.

Con Cáritas, ayudamos a formar grupos de ahorro comunitarios en las regiones más pobres del país. Los grupos se dirigen a todos los miembros de la comunidad—jóvenes, mujeres, hombres—y les ofrecen una forma segura y auto-gestionada de generar ahorros comunitarios y acceso al crédito.
Resistencia. Impacto. Dedicación. Tú. El trabajo de CRS en El Salvador es solo un ejemplo en el que tu presencia marca una gran diferencia.
¡Gracias!


Estadísticas

Beneficiarios: 139,036

Población: 6,187,271

Tamaño del país: 21,041 km2 (8,124 millas cuadradas); un poco más pequeño que el estado de Massachusetts

Nuestros socios

Nuestros programas

 

Historia de CRS en EL Salvador

La primera actividad de CRS en El Salvador fue un programa de alimentos en 1960. Ahora estamos involucrados en ayudar a los salvadoreños a cultivar sus propios alimentos. También servimos entregando ayuda de emergencia, llevando a cabo proyectos integrados de desarrollo y promoviendo la caridad, la justicia y la solidaridad.

Desde su inicio, CRS El Salvador ha llevado a cabo esfuerzos de emergencia y reconstrucción para ayudar a los salvadoreños afectados por la guerra civil y numerosos desastres naturales, incluidos terremotos, huracanes y tormentas tropicales. También ayudamos a las comunidades a prevenir y mitigar las pérdidas por desastres naturales.

Desde que los acuerdos de paz de 1992 pusieron fin a 12 años de guerra civil, CRS El Salvador, en colaboración con nuestros socios locales, ha implementado proyectos de desarrollo en agricultura y medio ambiente, salud, VIH y SIDA, microfinanzas, consolidación de la paz y sociedad civil.

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.