El programa de salud comunitaria de Catholic Relief Services (CRS) prioriza las actividades que han demostrado su eficacia y el establecimiento de grupos comunitarios sustentables capaces de coordinar las actividades de ayuda con los socios que trabajan en asuntos de salud y desarrollo. Los programas de CRS se centran en la supervivencia infantil, el desarrollo de la salud materno-infantil y el VIH y sida.

Los programas de salud de CRS promueven la justicia social, la preservación de los derechos humanos y la dignidad, y están dirigidos a las comunidades marginadas, permitiéndoles abordar sus necesidades básicas. Los programas se implementan en colaboración con instituciones públicas locales, la Iglesia y otras instituciones privadas.

Las futuras metas para el programa de salud comunitario incluyen:

  • Continuar ofreciendo los servicios de salud en las áreas donde los programas ya existen.
  • Ampliar los actuales servicios mediante la colaboración con los gobiernos y las organizaciones locales para incrementar la cantidad y los tipos de servicios disponibles.
  • Encontrar formas innovadoras para permitir que las comunidades administren y financien estos programas.

Alcance de este programa

CRS administra programas internacionales de salud en 58 países y asiste aproximadamente a 3,5 millones de personas. CRS se centra en la provisión de atención de salud para los grupos vulnerables de las comunidades marginadas, sin servicios o con servicios de salud deficientes. Los programas de salud se dirigen a las comunidades de escasos recursos con indicadores de salud bajos, acceso limitado a los servicios o servicios de baja calidad. Se les da prioridad a las personas con mayor riesgo, generalmente mujeres en edad reproductiva, recién nacidos y niños pequeños.

Los programas de CRS ayudan a satisfacer las necesidades básicas y humanas de millones de personas necesitadas en todo el mundo por medio de asistencia alimentaria, agua potable y segura, y servicios de salud de calidad (infraestructura hospitalaria, capacitación de trabajadores de la salud, medicamentos y actividades preventivas). CRS también se propone facilitar a las comunidades la información necesaria para preservar y controlar su propia salud.

Antecedentes del programa de salud comunitaria de CRS

Durante muchos años CRS ha sido reconocido por la implementación de programas de distribución de alimentos en centros de salud en todo el mundo, con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos. En la última década, estos programas se han trasladado paulatinamente desde los centros de salud hacia las comunidades con un nuevo énfasis en fortalecer la capacidad de la comunidad para administrar su propio desarrollo en salud.

Además, actualmente la atención se centra más en la calidad técnica de las intervenciones de salud. Esto se logra mediante la evaluación de las necesidades de salud, la elaboración de programas de vanguardia para satisfacer dichas necesidades, la capacitación de trabajadores de salud comunitaria y la evaluación del efecto de las intervenciones. También se ha priorizado la facilitación de una mayor participación comunitaria en la evaluación de las necesidades de salud y luego en la elaboración, implementación y evaluación de programas para mejorar las condiciones de salud.