La mayoría de las instituciones financieras formales no asisten a la población mundial más pobre, que necesita grandemente de acceso a servicios financieros apropiados y a precios razonables.

Los programas de microfinanzas de Catholic Relief Services (CRS) trabajan mediante asociaciones de microfinanzas y sus instituciones miembros, así como con grupos de ahorro informales o comunitarios.

Ambos motivan a sus clientes a ahorrar y solicitar préstamos para invertir en microempresas que les generen ingresos. Ambos buscan comunidades y hogares muy pobres, y ayudan a crear una base financiera sostenible para el desarrollo de la comunidad local.

CRS pone énfasis especial en ayudar a miembros de la comunidad a formar grupos, juntar sus ahorros, y prestarse unos a otros. Este diseño ha creado oportunidades económicas para más de 1.5 millones de personas que viven en las áreas más empobrecidas del mundo.

CRS entrena y capacita a nuevos grupos de ahorro, usando una tarifa por servicio altamente sostenible, basada en el mercado. Tras completar su primer ciclo de 12 meses, los grupos pueden operar por sí solos. Los ciclos subsecuentes comienzan inmediatamente después de una junta colectiva, con lo que finaliza el previo ciclo. Algunos de estos grupos cursan ya su noveno ciclo.

Nuestro impacto

Nuestros programas desarrollan servicios comunitarios de préstamo y ahorro. Vinculamos a los pobres con acceso limitado o sin acceso a capital en los mercados financieros formales con otros servicios básicos de mercadotecnia financiera y no financiera.

Durante el año fiscal 2014, estos servicios de ahorro apoyaron más de 2.7 millones de beneficiados a través de 71 proyectos en más de 36 países.