Desde 1988, el programa de microfinanzas de Catholic Relief Services (CRS) ha alcanzado a las comunidades más pobres proveyéndoles servicios financieros que son sustentables. Este programa se basa en los principios de la doctrina social católica, que promueven la santidad y dignidad de la persona humana.

Los principios de microfinanzas de CRS incluyen servir a los usuarios más pobres y necesitados, vincular los préstamos con los ahorros, usar garantes solidarios, practicar la gerencia participativa, invertir desde el comienzo en escala y auto-suficiencia, y planear para la permanencia.

Durante más de 16 años, las intervenciones de microfinanzas de CRS han contribuido a cerrar la brecha que excluye a las familias pobres de servicios esenciales para el desarrollo y la dignidad humana. Las variadas inversiones de la agencia en microfinanzas —que van desde ahorros y créditos hasta seguros—reflejan las muchas vías escogidas para eliminar las injusticias económicas.

Alcance de este programa

Los proyectos de microfinanzas de CRS están dirigidos a los trabajadores independientes pobres, especialmente a mujeres, con poco o ningún acceso al crédito formal. Con frecuencia, las mujeres son los miembros más pobres de sus comunidades y controlan la menor proporción de recursos, incluso en aquellas sociedades donde los pequeños negocios son tradicionalmente su dominio.

Los estudios indican que las mujeres, más que los hombres, se inclinan a usar sus créditos y ganancias para beneficiar a la familia. Invierten en sus negocios y utilizan el ingreso adicional en las necesidades domésticas como comprar más y mejor comida, mejorar la vivienda y el cuidado de la salud, pagar la educación de los hijos y ahorrar para las emergencias.

Actualmente nuestros programas internacionales de microfinanzas benefician a más de un millón de personas (69,9 por ciento mujeres) en 35 países de África, Asia, Europa y el Medio Oriente, y Latinoamérica y el Caribe.

Antecedentes del programa de microfinanzas de CRS

CRS comenzó a ofrecer los programas de microfinanzas en 1988 con la creación de la Unidad de Desarrollo Técnico de Pequeñas Iniciativas en su sede central de Baltimore, Maryland. CRS entró al mundo de las microfinanzas financiando programas piloto a nivel internacional en Bolivia, Perú, Tailandia, Togo y Senegal.

Con los años, la agencia y sus socios han aprendido valiosas lecciones acerca de la transformación de entidades de crédito, prestación de servicios financieros y no financieros, aplicación de metodologías de ahorro y crédito, así como técnicas y herramientas para mejorar la calidad de los programas en el campo de las microfinanzas. Trabajar con entidades asociadas en el área y participar en redes de microfinanzas en diferentes partes del mundo, le ha permitido a CRS maximizar su capacidad institucional y potenciar su conocimiento y experiencia en el desarrollo de programas de ahorro y crédito.