Los líderes católicos expresan preocupación por las nuevas reglas de asilo

Los líderes católicos expresan preocupación por las nuevas reglas de asilo

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
CONTACTOS:
Beatriz Afanador
Catholic Relief Services
+1 (301)-6243268

 

Washington, 26 de noviembre del 2019 – El lunes, 18 de noviembre, el Gobierno publicó dos avisos de registros federales para implementar acuerdos de cooperación de asilo con Guatemala, Honduras y El Salvador. Las reglas permitirían al gobierno de los Estados Unidos enviar solicitantes de asilo a los tres países centroamericanos, sin la oportunidad de acceder al asilo en los Estados Unidos y exigir a los respectivos gobiernos centroamericanos que decidan sobre las solicitudes de asilo e intenten brindar protección.

El obispo Mario Dorsonville, presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés) y Sean Callahan, presidente ejecutivo de Catholic Relief Services (CRS), emitieron la siguiente declaración en respuesta:

“Las personas vulnerables que buscan protección y seguridad en los Estados Unidos deben ser bienvenidas y tener la oportunidad de acceder a la protección que brindan nuestras leyes. Si se implementa, tememos que los acuerdos de cooperación en materia de asilo dejarían a muchas personas indefensas, incluidas familias y niños, incapaces de alcanzar la seguridad y la libertad de la violencia y la persecución, ya que los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras no tienen los recursos ni la capacidad para aceptar, procesar e integrar de manera segura a los asilados. Existen numerosas preocupaciones con la implementación de estos acuerdos que también han sido expresadas por la Iglesia Católica de Guatemala. Además, estos acuerdos no abordan las causas fundamentales de la migración forzada y podrían poner en peligro la vida de las personas que huyen de una región que continúa teniendo algunas de las tasas de homicidios más altas del mundo.

Estas reglas, combinadas con la implementación de los Protocolos de Protección a Migrantes y continuar la retención de la ayuda humanitaria y de desarrollo a Guatemala, El Salvador y Honduras, socavan el liderazgo moral de los Estados Unidos en la protección de las poblaciones vulnerables y corre el riesgo de desestabilizar aún más la región. Para preservar y defender la santidad y la dignidad de toda vida humana, no podemos darle la espalda a las familias y personas que necesitan ayuda desesperadamente. Podemos y debemos hacer más”.

 

 

 

Historias relacionadas

Brindando atención integral a los niños desplazados.

Con ilustraciones tomadas de dibujos hechos por niños refugiados y desplazados... MORE

Tres crisis migratorias urgentes y cómo puedes ayudar

Miles de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo escapan de la violencia,... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.