Adaptando la educación de refugiados durante COVID-19

Adaptando la educación de refugiados durante COVID-19

En muchos sentidos, la escuela en Egipto se parece mucho a la escuela en los Estados Unidos. Los niños se reúnen en un aula llena de pupitres, un maestro se para frente a una pizarra impartiendo la lección y los estudiantes levantan la mano cuando se hacen preguntas. Y al igual que en los Estados Unidos, cuando llegó COVID-19, todo eso tuvo que cambiar. Catholic Relief Services apoya la educación para niños refugiados en escuelas comunitarias y escuelas públicas en Egipto, por lo que cuando esas escuelas cerraron, CRS necesitaba un nuevo plan.

“El problema principal es que el aprendizaje en línea es nuevo en Egipto y nuevo para los refugiados”, dijo Dina Refaat, gerente del programa de educación de CRS en Egipto. “No tienen los medios para acceder a computadoras o internet. Además, algunos de ellos perdieron sus trabajos porque tienen mano de obra informal. La situación es mucho más difícil para ellos para que tengan los recursos necesarios para la educación”.

El aprendizaje en línea también es nuevo para CRS. Refaat y sus colegas pasaron horas probando plataformas e investigando las mejores formas de ayudar a los estudiantes y a sus padres a adaptarse a esta nueva forma de asistir a la escuela. Parte del equipo actuó como estudiantes, usando las herramientas en casa para ver qué tan bien funcionaría.

“El uso de plataformas en línea no es algo que hayamos considerado en nuestros programas”, dijo Refaat. “El equipo estaba bastante motivado cuando vieron los desafíos que compartían los refugiados. Hubo un gran sentido de compromiso de su parte para proponer ideas”.

El sitio web de videoconferencia Zoom ha sido una herramienta útil, por lo que CRS también distribuyó paquetes de Internet para teléfonos móviles para que los estudiantes pudieran acceder a Zoom y a otros recursos en línea.

Foto de Archivo del 2019. Niños refugiados toman clases de educación básica en El Cairo. Se estima que 250,000 refugiados y solicitantes de asilo viven en Egipto. CRS proporciona subvenciones, programas de aprendizaje acelerado y otros recursos para que los niños refugiados puedan continuar su educación. Foto de Megan Gilbert/CRS.

    

 

Para los estudiantes en el programa de educación superior de CRS, el espacio en línea realmente ha ayudado a los estudiantes que viven lejos del campus.

“La reunión virtual fue una oportunidad para mí para participar, reunirme con graduados, hacer preguntas y recibir información relacionada con asuntos después de la graduación, así como consejos”, dijo Rama El Haw, un refugiado sirio. “En la reunión, recomendé realizar más reuniones virtuales e incluso capacitaciones de CRS virtualmente, para que los estudiantes que residen fuera de El Cairo puedan unirse”.

Nadie sabe cuándo la escuela volverá a ser como era antes de COVID-19, por lo que el equipo de educación está desarrollando planes de contingencia que incluyen lecciones tradicionales así como aprendizaje remoto. Hasta ahora, la reacción de los padres ha sido positiva.

“Mi hija ahora puede asistir a clases en línea y ver … programas educativos”, dijo Nawal Mohamed, un refugiado sudanés. “Espero que podamos superar esto. Gracias CRS”.

 


Para más sobre el Coronavirus y la respuesta de CRS a la emergencia, visita esta página.

Historias relacionadas

En Filipinas, CRS apresura la ayuda a personas vulnerables

En respuesta aL COVID-19, CRS está proporcionando 5,000 pesos filipinos (alrede... MORE

CRS apoya a jóvenes estudiantes en Sierra Leona durante el cierre de escuelas

“Soy maestro en esta escuela. Estoy muy contento de que este programa de alime... MORE

COVID-19 agrava el impacto del ciclón Amphan

CRS y sus socios se preparan para responder al ciclón Amphan en Bangladesh e In... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.