A un mes de la guerra en Ucrania, CRS aplaude la respuesta de la Iglesia y hace un llamado a continuar la solidaridad

A un mes de la guerra en Ucrania, CRS aplaude la respuesta de la Iglesia y hace un llamado a continuar la solidaridad

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
CONTACTOS:
Beatriz Afanador
Catholic Relief Services

 

Baltimore, MD, 24 de marzo de 2022 – Con la guerra en Ucrania entrando en su segundo mes, Sean Callahan, presidente ejecutivo de Catholic Relief Services, emitió la siguiente declaración:

Estamos siendo testigos de una de las crisis humanitarias más rápidas y de gran escala de los últimos tiempos. Los números hablan por si mismos. Más de 3.6 millones de personas (aproximadamente el doble de la población del estado de Nebraska) han huido de Ucrania en menos de un mes, principalmente a países vecinos. Estos vecinos han demostrado una notable hospitalidad, a pesar de tener recursos limitados para abordar la magnitud de la necesidad. Millones de personas más han huido a otras partes de Ucrania o se están refugiando en su sitio, durmiendo en estaciones de metro o en cualquier otro lugar que parezca seguro. A medida que disminuyen los suministros, esperan y rezan para sobrevivir otro día.

Como presidente ejecutivo de CRS, me siento honrado, si no sorprendido, de que la Iglesia Católica de todo el mundo haya cumplido en este momento. Nuestros socios de Cáritas en Ucrania y países vecinos como Polonia, Moldavia, Rumania y Hungría han brindado apoyo implacable a las personas atrapadas en los combates, brindando alimentos, agua, refugio, apoyo psicosocial y suministros a decenas de miles de personas. Esto, a pesar de que cada vez es más difícil llevar suministros humanitarios a las zonas más afectadas debido a la violencia y los bloqueos. También me alienta la enorme cantidad de apoyo de los católicos estadounidenses y otras personas de buena voluntad que continúan donando a los esfuerzos humanitarios de la Iglesia en curso.

Sin embargo, la destrucción masiva que hemos visto en Ucrania necesitará una respuesta a largo plazo. Como estadounidenses, debemos seguir siendo solidarios con nuestros hermanos y hermanas sumidos en esta tragedia, mientras ayudamos a países como Moldavia y Polonia a enfrentar la carga de esta repentina e inmensa necesidad. Por ejemplo, desde que comenzó la guerra, Moldavia ha recibido a más de 360,000 refugiados, un número equivalente a más del 10% de su población. Para decirlo de otra manera: sería como dar la bienvenida a 43 millones de personas a los Estados Unidos en cuestión de semanas. No podemos esperar que países como Moldavia enfrenten solos este reto.

Sin duda, solo un alto al fuego terminará con este sufrimiento innecesario. Nos unimos a los obispos de los Estados Unidos para pedir el cese inmediato de todas las hostilidades. Como ha dicho el Papa Francisco: “¡En el nombre de Dios, escuchen el grito de los que sufren y pongan fin a los bombardeos y los ataques!”.

Para obtener más información sobre los esfuerzos de respuesta humanitaria de CRS relacionados con el conflicto, visite nuestra página de observación de la crisis de Ucrania.   

Historias relacionadas

CRS aplaude introducción de la Ley de Seguridad Alimentaria Mundial en el Congreso

Este proyecto de ley es un paso fundamental para abordar la crisis del hambre. <... MORE

Jefes de estado del G7 deben transformar el sistema alimentario mundial

Los líderes del G7 deben conducir a acciones que transformarán el sistema alim... MORE

Guerra en Ucrania se suma a factores que llevarán el hambre mundial a niveles sin precedentes

El número de personas que sufren inseguridad alimentaria se ha disparado debido... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.