El huracán Irma: CRS está lista para ofrecer asistencia de emergencia

Contacto: Nikki Gamer, CRS. Email. 410-951-7341. Comunicado en inglés.

las últimas noticias – 13 de septiembre de 2017 — Catholic Relief Services (CRS) se está coordinando con los socios locales de Cáritas en el Caribe a raíz del huracán Irma para proporcionar ayuda urgente a miles de familias afectadas por la tormenta.

En todo el Caribe, el catastrófico huracán de categoría 5 dejó muerte y destrucción en su camino, afectando hasta medio millón de personas y cobrando al menos vidas.

La tormenta causó estragos en las pequeñas islas de Anguila, Barbuda, San Martín y San Bartolomé en las Islas de Sotavento, arrasando casas y dejando a muchos residentes sin electricidad y con necesidad de suministros básicos.

CRS ha desplegado a un miembro del equipo de emergencia a Santa Lucía para ayudar a nuestro socio de Cáritas a proporcionar ayuda inmediata y también a determinar las necesidades principales en Antigua y Barbuda, la isla de unos 100,000 habitantes que fue casi nivelada la semana pasada cuando el ojo del huracán pasó casi directamente sobre ella.

“Nuestra mayor preocupación ahora es en las Antillas Menores – la formación de islas que incluye Barbuda, Antigua y Santa Lucía – donde las evacuaciones todavía están ocurriendo”, dijo Anna Hrybyk, asesora técnica de CRS para la respuesta a emergencias, de la República Dominicana. “La gente necesita cosas básicas como alimentos, refugio y agua para sobrellevar estos momentos difíciles. Son personas que han vivido en las islas durante décadas y que ahora no tienen nada. Además, la temporada de huracanes apenas ha comenzado”.

La tormenta cobró la vida de por lo menos 10 personas en Cuba, dañando casi todas las regiones mientras arrasó el país isleño, dejando partes del icónico distrito histórico de La Habana inundadas.

En la República Dominicana, fuertes vientos y lluvias causaron daños a más de 2,200 viviendas, lo que obligó a 12,600 personas a buscar refugio en albergues o con familiares y amigos. Las Naciones Unidas informaron que el 70 por ciento de las líneas eléctricas no estaban funcionando en las provincias de María Trinidad Sánchez, Samana y Puerto Plata. El daño a 30 acueductos está afectando el agua potable de un millón de personas.

A medida que nuestros socios y voluntarios de la Iglesia continúan acercándose a zonas más remotas para llegar a comunidades aisladas e identificar las necesidades más urgentes, CRS está preparando suministros de emergencia tales como juegos de utensilios de cocina y materiales de higiene y kits de refugio de emergencia que incluyen lonas, cuerdas y clavos. CRS también proporcionará vales para que la gente pueda comprar otras cosas que necesitan de las tiendas locales.

En el norte de Haití, CRS está ayudando a las comunidades a limpiar y preparar 14 escuelas que sirvieron como refugios y despejar canales importantes de escombros para permitir un drenaje adecuado y reducir la inundación de casas y parcelas.

También si estás interesado puedes donar para ayudarnos en la respuesta a esta emergencia, pulsa aquí.

Para más información visite www.crs.org o www.crsespanol.org

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

o8 de septiembre de 2017 — Mientras que Haití y la República Dominicana se salvaron de un golpe directo mientras la tormenta pasaba al norte de Española, Catholic Relief Services ahora está concentrándose en las islas más pequeñas del Caribe que han sido casi completamente aplastadas.

Con una devastación total en Barbuda, San Martín y San Bartolomé, y con otra peligrosa tormenta que le sigue al huracán Irma, CRS y nuestros socios de Cáritas en Santa Lucía y Granada están evaluando cómo ayudar con las evacuaciones antes del huracán José, la tormenta de categoría 4 se espera pase a través de esas mismas islas.

“Estamos respirando un suspiro de alivio con los informes que estamos recibiendo de los daños de la costa norte”, dijo Anna Hrybyk, asesor técnico para manejo de emergencias de CRS. “Ahora estamos trabajando con nuestros socios de Cáritas en la República Dominicana para ayudar a las personas que fueron impactadas. También estamos muy preocupados por las personas en las Antillas Menores que no tuvieron tanta suerte. Ellos necesitan ayuda cuando sean evacuados y comiencen a recuperarse de este devastador huracán.”

En la República Dominicana, el huracán Irma dejó en su estela un daño significativo pero no tuvo el impacto catastrófico temido a principios de la semana. Los fuertes vientos y la lluvia causaron daños a más de 2,200 viviendas y hasta 12,600 personas aún están en refugios o con familiares y amigos. Esa cifra se espera que disminuya significativamente, ya que muchos están comenzando a regresar a sus casas. Mientras tanto, 17 comunidades aún no han sido contactadas.

Estamos trabajando con nuestros socios de Cáritas en la República Dominicana para evaluar el nivel de daños y para determinar cuántas familias fueron afectadas. Esperamos apoyar a Cáritas con artículos de socorro tales como lonas, paquetes de higiene y cocina y campañas de educación para ayudar a los residentes a evitar el agua contaminada y las enfermedades respiratorias que se producen después de los huracanes.

En la costa norte de Haití, se informó que 2,000 personas se encontraban en refugios desde la noche anterior, mientras que los daños mayores a la infraestructura han sido prevenidos, según los informes. Los equipos de CRS ahora están visitando áreas más remotas para identificar las necesidades primordiales en las comunidades afectadas.

Te pedimos que continúes orando por nuestros hermanos y hermanas durante estos tiempos difíciles. Aquí compartimos una oración que puedes usar.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

07 de septiembre de 2017 — CRS está apoyando a Caritas mientras trabaja incansablemente para evacuar a los residentes más vulnerables de Puerto Plata, una provincia del norte de la isla de Santo Domingo. Los equipos se centran en aquellos que viven en áreas bajas propensas a las inundaciones y en casas de madera con techos frágiles – organizan el transporte a los refugios y proporcionar alimentos.

“La buena noticia es que las familias siguen llamándonos para la evacuación, así que es una buena señal de que la gente está recibiendo el mensaje”, dijo Francisco Colón, director de Caritas Puerto Plata.

En este momento el centro de la tormenta se encuentra a unos 75 kilómetros al este-noreste de Puerto Plata. Había lluvia y fuertes vientos, dijo Colón, pero los residentes todavía estaban ansiosamente esperando a ver lo peor de lo que los vientos de 185 millas y la lluvia torrencial podría traer. La electricidad ya estaba baja en algunas zonas y la comunicación era intermitente, ya al mediodía unas 10,000 personas se preparaban para la tormenta en albergues en Puerto Plata, una zona conocida por sus playas y centros turísticos.

El gobierno dominicano emitió alertas rojas para 17 de las 32 provincias del país, incluyendo la ciudad de Santo Domingo con casi 1 millón de personas. En total, el huracán tiene el potencial de impactar a más de 3 millones de personas en todo el país.

CRS está trabajando con socios diocesanos locales en Puerto Plata y otras cuatro provincias del norte y a nivel nacional. Los socios están ocupando a voluntarios de la iglesia en cada región en los lugares más lejanos donde la ayuda del gobierno no es probable que llegue rápidamente.

“Estamos absolutamente esperando lo que vendrá”, dijo Colón. “Estamos totalmente comprometidos a acompañar y apoyar a estas personas durante esta emergencia”.

Los bordes exteriores de Irma, un poderoso huracán de categoría 5 que ya dejó al menos 10 personas muertas en su estela, comenzaron a rasgar las regiones norteñas de la República Dominicana y Haití el jueves por la mañana.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió que las costas del norte de Haití y la República Dominicana podrían recibir oleadas de tormenta de entre 5’ pies y hasta 10″ pulgadas de lluvia causando inundaciones y deslizamientos de tierra que amenazan la vida. Es probable que el núcleo de la franja de lluvia se mantenga afuera de la isla de Hispaniola, pero el suroeste de islas Bahamas y Turcas y Caicos podrían recibir hasta 20” pulgadas de lluvia.

En Haití, CRS y los socios en el norte del país continuaron transmitiendo el mensaje de que, aunque es posible que el huracán Irma no llegue directamente al país, el daño aún podría ser devastador.

“Estoy particularmente preocupado porque la gente deje la guardia baja”, dijo Beth Carrroll, coordinadora de emergencias de CRS en Haití. “Como vimos con Mateo, que golpeó otra parte de Haití con vientos de 165 millas por hora, comunidades enteras fueron diezmadas en áreas bajas e inundables”.

Por lo menos 1 millón de personas que viven en o cerca de Cap-Haitien, la segunda ciudad más poblada de Haití, están en riesgo.

En estos momentos un equipo de emergencia está en Cap-Haitien se encuentra ayudando al gobierno a alertar a los residentes y trasladar a los más vulnerables. Ellos también están rastreando cómo evaluar el daño causado por Irma y dónde organizar la distribución de suministros de socorro pre-posicionados incluyendo lonas, paquetes de reparación de refugio y paquetes de higiene y cocina.

La pequeña isla de Barbuda recibió un golpe directo de Irma y funcionarios allí dijeron que muchos edificios fueron destruidos. Cuentas similares vinieron de San Bartolomé, San Martín, Anguila y las Islas Vírgenes Británicas. Aunque la tormenta se mantuvo en la costa de Puerto Rico, sus vientos allí todavía alcanzaron fuerza de huracán y causaron daños generalizados y cortes de energía.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

06 de septiembre de 2017 — Mientras el huracán Irma se fortalece a su paso sobre el Atlántico y se dirige hacia el Caribe, Catholic Relief Services se prepara para responder con suministros de socorro almacenados de antemano y un equipo de especialistas en emergencias listo para el despliegue.

Con vientos de hasta 180 millas por hora, se prevé que Irma provoque mareas ciclónicas y lluvias torrenciales en las islas Leeward, al este de Puerto Rico, en las próximas 24 horas, antes de continuar su trayectoria hacia el oeste a través del Caribe. Este huracán de categoría 5, uno de los más violentos huracanes jamás registrados en el Atlántico, representa una grave amenaza para vidas y bienes en territorios desde el este del Caribe hasta el golfo de México.

Se han emitido alertas de huracán para parte de la República Dominicana y Haití, los dos países de la isla Hispaniola. Irma podría arrojar hasta 10 pulgadas de lluvia y provocar deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas que afectarían a la costa norte de la isla el jueves o el viernes.

“Como han demostrado tormentas anteriores, en poco tiempo pueden quedar destruidos los medios de subsistencia de miles de personas en países vulnerables como la República Dominicana, Haití y Cuba. Todo indica que Irma será una tormenta monstruosa y por eso estamos tan preocupados desde ahora, desde antes de que la tormenta toque tierra”, dijo Conor Walsh, subdirector de CRS que se encarga de la supervisión de programas en la República Dominicana y Cuba.

Las costas norte de la Hispaniola son áreas bajas y propensas a inundaciones. En estos terrenos con mal drenaje y escasa altitud, incluso una pequeña cantidad de lluvia puede causar inundaciones importantes. Es posible que los vientos y la lluvia previstos con la llegada de Irma provoquen inundaciones y deslizamientos de tierra catastróficos.

Los equipos de respuesta a emergencias de CRS, trabajando en estrecha colaboración con el gobierno local y socios como Cáritas, están ya preparados para evaluar rápidamente las necesidades y organizar una respuesta inmediata en los países afectados.

En Haití, CRS cuenta con una sólida red de recursos logísticos y humanos, sobre todo en la capital, Puerto Príncipe y en la región sureña de Les Cayes, la cual fue duramente golpeada por el huracán Matthew hace aproximadamente un año. La agencia está preparada para movilizar personal y transportar y entregar artículos de socorro. En el norte, CRS trabaja junto con una red de socios locales, que le permite llegar hasta las comunidades en riesgo.

Tan pronto como pase el huracán, CRS estará preparada para distribuir artículos de socorro enviados de antemano, como carpas, paquetes para reparación de refugios, botiquines de higiene y artículos de cocina. Si los mercados permanecen abiertos, CRS también proporcionará a las familias ayudas en efectivo para la compra de los artículos necesarios. CRS trabajará con socios de Cáritas en los distritos del norte de la República Dominicana y Haití para llevar a cabo evaluaciones rápidas en coordinación con los gobiernos locales y otras agencias humanitarias a fin de examinar los daños e identificar las principales necesidades y vulnerabilidades.

CRS ha estado trabajando en Haití y en la República Dominicana durante más de 50 años. En 2010, CRS respondió al gran terremoto de magnitud 7.8 que sacudió a la capital del país, Puerto Príncipe, matando a miles de personas. El año pasado, cuando el huracán Matthew diezmó la costa sur del país, proporcionamos artículos de socorro a 200,000 personas en los primeros meses de respuesta. Continuamos trabajando en estrecha colaboración con familias y comunidades para apoyarlas en su reconstrucción y recuperación.

Catholic Relief Services (CRS) es la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional. La agencia alivia el sufrimiento y ofrece asistencia a personas necesitadas en más de 100 países, sin importar raza, religión o nacionalidad. El trabajo de CRS, de ayuda y desarrollo, se logra mediante programas de respuesta a emergencias, al VIH, salud, agricultura, educación, microfinanzas y construcción de la paz. 

 

RELATED

CRS proporcionando ayuda de emergencia a las zonas afectadas por los huracanes Irma y Maria

El personal de emergencias de Catholic Relief Services (CRS) en el Caribe colabo... MORE

El huracán Maria: CRS está lista para ofrecer asistencia de emergencia

Catholic Relief Services (CRS) se prepara para responder ante el huracán María... MORE

CRS responde a los devastadores deslizamientos de tierra en Sierra Leona

Contacto: Nikki Gamer, CRS. Email. 410-951-7341. Comunicado en inglés. BALTIM... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.