Un año de esperanza después de la erupción del Volcán de fuego

Un año de esperanza después de la erupción del Volcán de fuego

Hoy, 3 de junio se cumple un año desde que sucedió la erupción del Volcán de fuego en Guatemala, según informes el más mortal en 40 años. La erupción dejó aproximadamente una cifra de 113 muertos, 197 desaparecidos y 28 heridos. Afectó gravemente a las comunidades de La Libertad, San Miguel, Los Lotes y El Rodeo, y otras localidades aledañas. La ceniza a su paso enterró casas, negocios y cultivos  y bloqueo las carreteras por el flujo de rocas volcánicas y gas caliente.

Impacto

Día tras día, CRS y varios socios locales trabajaron arduamente para proveer refugios, agua limpia, comida, atención médica, kits de higiene, ropa y ayuda psicológica.

  • Se estableció una escuela de emergencia en el estadio de Escuintla, que permitió a los niños de las áreas afectadas regresar a la escuela y seguir un plan de estudios más ligero.
  • CRS y socios trabajan en propuesta para orientar a 981 estudiantes y 75 maestros de Escuintla con actividades educativas y suministros.

CRS continúa apoyando esfuerzos para ayudar a los habitantes de las comunidades a continuar con la siguiente etapa de sus vidas.


Historias de beneficiarios

Conoce algunas historias de personas que vivieron en carne propia la erupción del volcán de fuego y cómo es su vida ha cambiado actualmente.

Hace un año, Carlos Eduardo, de 11 años, sobrevivió a la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala. Desafortunadamente, el desastre cobró la vida de ocho de sus familiares y 27 de sus compañeros de clase.

Ese mismo día, Carlos y su familia encontraron refugio en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe que fue abierta por los daños de la erupción. Más tarde,  fueron trasladados al Albergue “Papa Francisco”, donde vivió durante 10 meses en un refugio temporal “ATU”, hasta que recientemente se mudó a una casa formal, donada por Caritas Escuintla.

Carlos y su hermana Salomé estudian juntos. Foto por Iván Palma/CRS.

A través de un programa de atención al medio ambiente y juegos interactivos, Carlos superó su trauma durante los últimos meses. Aunque el comienzo de las sesiones fue difícil, al final del programa su avance fue notorio y hasta aprendió a usar la computadora.

Don Perfecto y su madre en su hogar. Foto por Iván Palma/CRS

 

Perfecto Suruy se considera un hombre de literatura, su profesión es vender libros de casa en casa, por lo que memoriza fragmentos de poemas e historias que luego comparte con sus clientes en los autobuses colectivos que viajan a la costa sur de Guatemala o en las calles de Escuinlta. Su vida transcurrió de manera muy pacífica hasta que el 3 de junio de 2018, cuando se vio obligado a evacuar su comunidad, Santa Rosa. La erupción del Volcán de fuego destruyó su hogar, así como el de muchos de sus vecinos.

Con el apoyo de Cáritas y CRS, Perfecto vivió durante 10 meses junto con su madre en el refugio “Papa Francisco”. Ahí se destacó por sus extensas habilidades de liderazgo incluso en medio de la emergencia y la crisis. A pesar de haber perdido ambos brazos cuando era niño, dirigió las actividades de descarga y transporte de alimentos, ropa y utensilios de higiene. Se convirtió en un ejemplo en todo momento al cargar grandes piezas de madera sobre sus hombros, no solo para la construcción de su hogar temporal, sino también para apoyar a sus vecinos. Con su ejemplo, motivó a muchas personas a continuar con sus vidas después de perder sus familiares, hogares y hasta sus medios de vida.

El 18 de febrero, se mudó a un hogar permanente en la comunidad “Guate linda” que fue donado por Cáritas y la Iglesia católica en Escuintla. Ahora, en su nuevo hogar, continúa vendiendo libros en autobuses colectivos y quiere regresar a estudiar. 


Ora

Reza y descarga una oración por las familias y comunidades afectadas por el Volcán de fuego de Guatemala, aquí.


¡Gracias!

Sor Marisol Iboa García, Misionera de Cristo Resucitado y Directora del refugio Papa Francisco en Escuintla, Guatemala, tiene un mensaje especial para tí.

 

Gracias a personas como tú, CRS pudo proveer ayuda inmediata y apoyar proyectos por el bienestar de las comunidades. Nuestro trabajo aún no termina en Guatemala, y en muchas otras partes afectadas por emergencias y desastres naturales. Si deseas aportar tu granito de arena, puedes hacerlo, aquí.

 

Historias relacionadas

Catholic Relief Services (CRS) se prepara para el ciclón Fani en la India y Bangladesh

Mientras el ciclón Fani avanza hacia la India y Bangladesh, CRS prepara su resp... MORE

Oración por el ciclón Fani

Reza con nosotros esta oración para traer alivio y esperanza a las personas afe... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.