Cinco maneras de demostrar nuestro amor por los demás

Cinco maneras de demostrar nuestro amor por los demás

La justicia social y el amor fomentan el respeto igualitario de los derechos humanos en todas las comunidades. Cuando decidimos promover la justicia social, demostramos el amor que le tenemos a Dios y al prójimo. En CRS, como catalizadores de cambio, compartimos un compromiso y un amor infatigable por elevar la dignidad de la persona humana y luchar por ella, y para defender la justicia social para nuestros hermanos y hermanas más marginados. Por eso, este mes que celebramos el amor y la justica social, te presentamos cinco ideas de cómo manifestar nuestro amor por los demás y apoyar causas sociales con CRS.

1. Oremos por los demás

La oración es una de las herramientas que Dios nos regaló para comunicarnos con Él. Cuando ofrecemos una oración de amor por los demás demostramos nuestra empatía, incluso por aquellos que no conocemos. En la Biblia, Jesús nos explica la importancia del amor a Dios y al prójimo. El amor a Dios se mide con el amor que le tenemos a nuestro prójimo ((1 Juan 4, 20),  entre más amas a tu prójimo más amas a Dios. Para demostrar el amor es necesario la oración ya que nos ayuda a desarrollar empatía y solidaridad social por quienes más lo necesitan. Por esta razón, como católicos, estamos llamados a rezar, como lo hizo Jesús. 

“La oración resulta ser la balanza que calcula con exactitud el peso de mi amor”. -Pedro García, Misionero Claretiano

rezar por otrosGrupo de mujeres que pertenecen a un grupo ahorro de los programas de microfinanzas de CRS en México. Siempre comienzan sus reuniones con una oración por los demás. Foto de Karen Kasmauski para CRS.   

2. Aboguemos por los que no tienen voz

Algunos ejemplos del amor al prójimo y la compasión por los demás es alzando nuestras voces en causas sociales que defienden el bienestar y crean cambios positivos en las comunidades más pobres. Como católicos, estamos llamados a responder a la pobreza y a defender la dignidad de cada ser humano para así crear una sociedad justa. Por consiguiente, en CRS estamos formando un movimiento con personas de todo el país motivadas por el llamado de asistir al necesitado y terminar con la pobreza. Al actuar en favor de los más vulnerables, podemos liderar el camino hacia un mundo en el que todos los hijos de Dios tengan un futuro prometedor.

grupos de apoyo Líderes y estudiantes se reúnen para abogar por los más vulnerables alrededor del mundo. Foto de Philip Laubner/CRS.   

 

3. Promovamos la diversidad

Promover la diversidad enriquece nuestra humanidad y desarrolla una sociedad justa. Cuando amamos la diversidad de culturas, razas, idiomas y religiones, podemos comprender las causas sociales que se conectan con las necesidades de nuestros hermanos y hermanas en el mundo. Por eso, CRS es motivada por el ejemplo de Jesucristo de asistir a personas que viven en la pobreza y que sufren en más de 100 países, basándose en la necesidad, sin importar raza, religión o nacionalidad. Te invitamos a visitar nuevas comunidades, a aprender un segundo idioma, y a conocer personas de otras culturas y religiones.

 

Estudiantes leen en la escuela en la provincia de Savannakhet, Laos. CRS y socios locales proporcionan almuerzos a niños de primaria para fomentar el estudio y la asistencia a las clases. Foto de Phoonsab Thevongsa para CRS.   

“El amor por Dios se expresa sobre todo en la oración, en particular en la adoración. Y el amor por el prójimo, que se llama también caridad fraterna, está hecho de cercanía, de escucha, de compartir, de cuidado del otro”. -Papa Francisco

4. Escuchemos más

Parece bastante simple, ¿verdad? Escuchar atentamente los unos a los otros nos hace sentir amados y apreciados. En una era donde la capacidad de prestar atención a los demás se ha convertido en un reto, puesto que todos buscamos ser escuchados, es importante ser conscientes que escuchar abiertamente nos ayuda a aprender y a conocer las necesidades de nuestro prójimo. Cuando conocemos las verdaderas necesidades de nuestro prójimo, logramos desarrollar compasión por los demás e impulsar causas  sociales que hacen el bien a las comunidades alrededor del mundo.

“Estamos llamados a encontrarnos con los demás y a ponernos a la escucha de su existencia, de su grito de ayuda. ¡La escucha ya es un acto de amor!”. – Papa Francisco

Las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal dañaron el techo de la casa de Cruz Pérez Avalos, que vive con sus dos nietos. Sin embargo, gracias al Proyecto Un Regreso Digno su techo fue reconstruido y el ya no teme vivir en su casa. Foto de Raquel Valencia para CRS.   

5. Apoyemos a los que más lo necesitan

Contribuir a movimientos sociales no solamente ayuda a personas que lo necesitan, si no que construye a un mundo más justo en el que las personas pueden empoderarse y salir adelante. Para nadie es un secreto que muchas familias y poblaciones de nuestra casa común, es decir la Tierra, necesitan nuestro granito de arena para poder mejorar sus condiciones de vida. ¡Por eso seamos la esperanza para los más pobres y necesitados!

“La caridad es el centro que une a la comunidad con Dios y a todos sus miembros entre sí; contribuye a la unión de los corazones y los vincula indisolublemente a Dios”. San Vicente de Paul

Gracias a tu apoyo, Ashley, Adriana y su familia ahora cuentan con un techo nuevo que las resguardará de las lluvias y les permitirá dormir más cómodamente. Foto de Raquel Valencia para CRS.   

 

Fuente

 

Historias relacionadas

Mujeres que construyen justicia y paz

La labor de millones de mujeres ha dejado un legado de grandeza y sencillez que... MORE

Oración de transformación

Reza una oración para una transformación espiritual y del mundo que nos rodea.... MORE

Tengo sed

“Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, en... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.