Santo Oscar Romero y su legado

Santo Oscar Romero y su legado

El nuevo santo Óscar Romero fue declarado oficialmente un mártir por el Papa Francisco en febrero de 2015 y fue canonizado como santo en octubre de 2018 junto con el Papa Pablo VI.

Fue nombrado Arzobispo de San Salvador, El Salvador, en 1977, durante un período de violencia política generalizada, desapariciones y violaciones de derechos humanos. En ese momento, el arzobispo Romero no era considerado un defensor abierto de las personas pobres y oprimidas. Si bien muchos clérigos y religiosos hablaron en favor de ellos, el arzobispo Romero no lo hizo.

Poco después de convertirse en arzobispo, el padre Rutilio Grande, su amigo y compañero sacerdote, fue asesinado debido a su apoyo externo a las comunidades oprimidas. Esto afectó profundamente al arzobispo Romero, y comenzó a denunciar públicamente la violencia y la injusticia, instando a las personas a vivir el mensaje del Evangelio de Cristo de amor al prójimo. A medida que el arzobispo Romero comenzó a hablar, la gente en los pueblos de todo El Salvador sintonizaba sus homilías de radio semanales. Se convirtió en un defensor de las personas pobres—muchos lo llamaron la voz de los que no tenían voz—y animó a otros a convertirse también en defensores.

Canonización de Monseñor Oscar Arnulfo Romero

Laura Avelar, originaria de Ciudad Delgado, es vista durante la procesión de fieles. Foto por Oscar Leiva/Silverlight.

El dijo,  “Podríamos quedarnos sin una estación de radio: el mejor micrófono de Dios es Cristo, y el mejor micrófono de Cristo es la Iglesia, y la Iglesia son todos ustedes. Que cada uno de ustedes, en su propio trabajo, en su propia vocación—religiosa persona casada, obispo, sacerdote, alumno de preparatoria o universidad, jornalero, asalariado, señora del mercado—uno en su propio lugar … viva la fe intensamente y sienta que en su entorno son un verdadero micrófono de Dios nuestro Señor.”

El arzobispo Romero fue un micrófono tan fuerte para Dios que fue asesinado mientras celebraba la misa el 24 de marzo de 1980. Su testimonio nos recuerda que no debemos permanecer callados en el margen, sino convertirnos en micrófonos para Dios. Nos inspira a hablar con nuestros hermanos y hermanas que necesitan ayuda para romper los sistemas y estructuras que perpetúan la pobreza y el sufrimiento. Personas en todo el mundo siguen enfrentando la opresión en muchas formas—depende de nosotros ser el micrófono de Dios al abogar en su nombre.

El beato Óscar Romero usó la radio para convertirse en el micrófono de Dios. Hoy podemos usar las redes sociales, el correo electrónico, cartas y eventos públicos para dar testimonio del mensaje del Evangelio de Cristo a través de la defensa legislativa. Es una de las formas más efectivas de crear un cambio real y verdadero. La defensa legislativa puede influir en la toma de decisiones a nivel local, nacional e internacional para cambiar las políticas injustas que afectan negativamente a nuestros hermanos y hermanas pobres y vulnerables. Una forma de usar la defensa legislativa para convertirse en el micrófono de Dios es unirse a Católicos Combaten la Pobreza Mundial (CCGP, por su sigla en inglés),una iniciativa de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés) y Catholic Relief Services. CCGP proporciona actualizaciones por correo electrónico sobre temas de políticas que afectan a nuestros hermanos y hermanas pobres y vulnerables en el extranjero y te brinda las herramientas para abogar de manera efectiva en su nombre ante tus funcionarios electos.

Ahora es el momento de hablar como lo hizo el beato Óscar Romero.


Los siguientes recursos conmemoran su vida y su martirio y pueden ayudar a las comunidades de fe a reflexionar sobre lo que su testimonio significa para nuestras vidas hoy.


 

 

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.