Invita a Jesús a tu Caminata de Oración

Invita a Jesús a tu Caminata de Oración

¡Enviado!

“…[a] practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tu Dios”.

– Miqueas 6:8

¡Bienvenidos a la Caminata de Oración Enviado!

En esta caminata de oración, te invitamos a embarcarte en un viaje transformador mientras exploras los profundos mensajes de amor, justicia y compasión, inspirados en las Sagradas Escrituras. En cada estación, encontrarás un código QR que te llevará a una sección específica de esta página web. Aquí tendrás la oportunidad de leer una oración, contemplar una imagen poderosa y escuchar el audio que la acompaña.

El tema de esta caminata de oración está inspirado en los siguientes versículos: Miqueas 6:8 y

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha ENVIADO a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”.

– Lucas 4:18-19

A man walking towards a village down a dirty road between dry shubs.
Foto por Stuart Tibaweswa para CRS.
Escucha la caminata de oración

Jesús, recibo tu amor y gracia transformadora en la Eucaristía, y luego soy ENVIADO para compartir el amor, la misericordia y la compasión de Dios, y para hacer justicia. Mientras caminabas por la tierra, hiciste tu misión modelar para nosotros el amor de Dios, siempre optando por los pobres y los más necesitados en tu presencia. Jesús, tú eres muy claro con nosotros: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos tampoco lo hicieron conmigo.”(Mt. 25:45). Que el amor de Dios sea encarnado en mí, así como lo es en ti, para que yo pueda amar como tú.

Yo te invito, Jesús, a que me acompañes. Abre mis ojos, mi corazón y mi mente para poder reconocerte en estos momentos de encuentro con mis hermanas y hermanos de todo el mundo. Que este encuentro contigo encienda el fuego de tu amor en mí para que, como los discípulos en el camino hacia Emaús, yo también pueda proclamar "¿Acaso no ardía con fuego mi corazón?”

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. +

“… recibirán la fuerza del Espíritu Santo que descenderá sobre ustedes, y serán mis testigos… hasta los confines de la tierra”.

– Hechos 1:8

Al comenzar esta caminata, mira hacia abajo, a tus pies. Que Dios los bendiga. Son simbólicos del camino por la vida en el que somos ENVIADOS como discípulos de Cristo en el mundo actual. Este camino requiere que caminemos sobre los dos pies del amor: la caridad y la justicia, el amor a Dios y el amor al prójimo, oración y acción para renovar y cultivar buenas relaciones con nuestro Dios, nuestra familia humana, y nuestro hogar común, la tierra.

¿Cómo se ve Miqueas 6:8 reflejado en tu vida? Reflexiona en los siguientes versículos al responder esa pregunta.

1

Tenía hambre y me dieron de comer

INDIA ORIENTAL: Priyanka, de 12 años, y su madre aprendieron nuevas prácticas para cultivar y cosechar sus propios alimentos.

Foto por Jen Hardy/CRS

Escucha la caminata de oración

Te encuentras con Priyanka, de 12 años, con su mamá, Megha. Viven en la India oriental, donde la mayoría de la población sufre pobreza y carece de seguridad alimentaria que es vital para la vida. Como miles de otros jóvenes, Priyanka puede comer bien porque CRS acompaña a sus padres mientras aprenden nuevas prácticas para cultivar y cosechar sus alimentos. Priyanka y su comunidad pueden ayudarnos a reconocer a Jesús en los que tienen hambre. Ellos son nuestros hermanos y hermanas que se esfuerzan por vivir una vida plena, así como tú. El hambre está aumentando debido al calentamiento global.

Más de 40 millones de niños sufren de malnutrición severa cada año. A nivel global, comunidades vulnerables, como la de Priyanka, enfrentan una creciente crisis de hambre a causa de las inundaciones recurrentes que perturban sus vidas cotidianas y destruyen sus cosechas, dejando a las personas sin recursos para alimentar a sus familias.

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“¿De qué sirve si uno de ustedes, al ver a un hermano o una hermana desnudos o sin el alimento necesario, les dice: «Vayan en paz, caliéntense y coman», y no les da lo que necesitan para su cuerpo?”

– Santiago 2:15-16

“No se puede proponer una relación con el ambiente aislada de la relación con las demás personas y con Dios”.

– Papa Francisco, Laudato Si, 119

Me pregunto…

¿A quién veo hambriento en mi comunidad? ¿Cómo puedo alimentar a los hambrientos? ¿Cómo puedo ayudar a sanar la tierra para que Priyanka y todos los niños hambrientos puedan puedan vivir con dignidad?

2

Tuve sed y me dieron de beber

NICARAGUA: Valeriano, de 85 años, vive en un pequeño pueblo en la costa donde la única agua accesible es salada. Actualmente, él puede beber agua limpia y fresca.

Foto por Manuel A. Esquivel Urbina para CRS

Escucha la caminata de oración

Valeriano tiene 85 años, él ahora disfruta de un vaso de agua limpia y fresca. Vive en un pequeño pueblo de la costa nicaragüense donde la única agua accesible era salada. Esto sucedió hasta que un programa de CRS llevó el equipo necesario para proveer agua limpia. Valeriano nos dijo "antes me enfermaba del estómago más a menudo. Creo que era por el agua". En todo el mundo, la gente sabe que "El agua es vida".

Verdaderamente, el agua es un recurso precioso de la tierra, que proporciona vida a toda la creación de Dios. Pero con el aumento de las temperaturas del océano, la escasez de agua limpia nos amenaza a todos. El cambio climático está provocando sequías más persistentes y crecientes inundaciones en todo el mundo. Las consecuencias son devastadoras. Las comunidades pobres como la de Valeriano son las más afectadas ya que luchan contran la falta de vivienda, la escasez de alimentos y se encuentran en constante peligro de enfermedades y muerte debido a la falta de agua limpia y segura.

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“Que el derecho corra como el agua, y la justicia como un torrente inagotable”.

– Amós 5:24

“Es indispensable que la humanidad renueve y refuerce esa alianza entre ser humano y medio ambiente que ha de ser reflejo del amor creador de Dios, del cual procedemos y hacia el cual caminamos”.

– Papa Benedicto XVI, JMP 2010 #1

Me pregunto…

¿A quién conozco que le falta agua limpia y corriente en mi comunidad? ¿En otras comunidades? ¿Qué medidas prácticas puedo tomar para ayudar a asegurar que otros puedan tener agua limpia?

3

Era un extranjero y me dieron la bienvenida

UCRANIA: Con los brazos abiertos, Fray Sebastián da la bienvenida a todos los que llegan a su comedor social móvil, los escucha atentamente y les brinda la oportunidad de orar juntos.

Foto cortesía de Philipp Spalek/Caritas Alemania

Escucha la caminata de oración

Fray Sebastián, originario de Polonia, vivió en Ucrania durante 18 años antes de la guerra actual. Con el apoyo de CRS, él maneja un comedor móvil. Todos son bienvenidos con los brazos abiertos, él los escucha y les da una oportunidad para orar en comunidad con otros. La guerra ha cambiado el trabajo de Fray Sebastián; su ministerio ahora también incluye llamadas telefónicas, conversaciones y oraciones con los refugiados obligados a salir de sus hogares por la guerra.

Hoy en día, hay más de un millón de personas en movimiento porque se han visto obligadas a abandonar su hogar debido a la guerra, el hambre y los efectos del cambio climático. La guerra degrada no solo a los seres humanos, sino también a la tierra que queda estéril e incapaz de producir alimentos o servir como una barrera natural para proteger a la gente de los efectos del cambio climático. Como lo sabe Fray Sebastián, ¡una bienvenida que también incluye ayuda práctica sí que importa!

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“les dijo: «El que recibe a este niño en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe a aquel que me envió; porque el más pequeño de ustedes, ese es el más grande»”.

– Lucas 9:48

“Cuando quienes comulgan se resisten a dejarse impulsar en un compromiso con los pobres y sufrientes, o consienten distintas formas de división, de desprecio y de inequidad, la Eucaristía es recibida indignamente”.

– Papa Francisco, Amoris Laetitia #186

Me pregunto…

¿Qué puedo aprender de Fray Sebastián sobre recibir a los extranjeros?

4

Yo estaba desnuda y me vistieron

Rep. Dem. CONGO: Mfutu, de 30 años, cose para su comunidad para mantener a su familia. Sus diseños y colores potencian el sentido de dignidad y orgullo cultural de quienes las usan.

Foto por Justin Makangara para CRS

Escucha la caminata de oración

Mfutu tiene una manera de ayudar a otros a tener la ropa que necesitan, y al mismo tiempo mantener a su familia y a sí misma. Gracias al equipo y la formación proporcionada por CRS, ella es ahora una costurera profesional. "En primer lugar, sirvo a mi comunidad local, son mis primeros clientes. Pero también, gente de toda nuestra ciudad viene a mi casa para que les confeccione la ropa", dice. En las vestimentas que Mfutu cose, los diseños y colores potencian el sentido de dignidad y orgullo cultural de quienes las usan.

Los refugiados y migrantes casi siempre tienen que huir con poco más que la ropa que llevan puesta y las muy pocas pertenencias que pueden llevar en sus brazos. Ellos están expuestos, no solo físicamente, también su propia identidad y sentido de pertenencia a esa tierra y a su comunidad les son despojados. Ellos están entre los más vulnerables de nuestros hermanos y hermanas cuya dignidad humana debe ser restaurada y salvaguardada.

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“El que tenga dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tenga qué comer, haga otro tanto”.

– Lucas 3:11

“Fuimos concebidos en el corazón de Dios, y por eso cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario”.

– Papa Francis, Laudato Si, 65

Me pregunto…

¿Quién en mi comunidad está desnudo? ¿Cómo salvaguardo la dignidad de mis hermanos y hermanas?

5

Estuve enfermo y cuidaron de mi

GUINEA: Tadi y su hija, Koria, están sanas y a salvo de contraer malaria.

Foto por Jake Lyell para CRS

Escucha la caminata de oración

Como las madres en todas partes, Tadi está llena de alegría de que su bebé esté sano. En Guinea, durante generaciones, el paludismo ha sido una de las principales causas de enfermedad y muerte, gracias a los programas de prevención de la malaria de CRS, eso no será cierto para Tadi y su hija Koria. La "cortina" blanca es un mosquitero tratado con insecticida que los mantendrá sanos. Las mujeres embarazadas y los niños menores de cinco años son los primeros en recibirlos.

La red contra mosquitos como ésta que tiene Tadi es una buena medida de prevención. Nosotros también podemos tomar medidas para abordar los problemas que causan enfermedades en sus orígenes. El aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de lluvia debido al calentamiento global están aumentando la propagación de enfermedades como la malaria y otros virus.

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“Pero la multitud se dio cuenta y lo siguió. El los recibió, les habló del Reino de Dios y devolvió la salud a los que tenían necesidad de ser curados”.

– Lucas 9:11

“En su esencia, el cambio climático global... Se trata del futuro de la creación de Dios y de la familia humana. Se trata de proteger tanto "el ambiente humano" como el ambiente natural”.

– Obispos Católicos de los EE. UU. sobre Cambio Climático global

Me pregunto…

¿Cómo puede ayudarme mi fe en Jesús a sanar y a ser un sanador de la gente y de la tierra?

6

Estuve en prisión y tú me visitaste

EL SALVADOR: Reclusos se preparan para dejar la prisión después de completar el programa "Estoy Listo" el cual proporciona preparación para trabajar y habilidades sociales.

Foto por Oscar Leiva/Silverlight para CRS.

Escucha la caminata de oración

Este joven es un recluso en una prisión de El Salvador. Aquí está celebrando con sus compañeros la finalización de “I Am Ready" (Estoy Listo), un curso de rehabilitación de CRS que proporciona a los reclusos preparación para el trabajo y habilidades sociales. Es ahora, mientras se preparan para salir de prisión, que ellos están desarrollando un sentido de autoestima y nuevas habilidades para ayudarles a realizar sus sueños de vida.

Estos jóvenes, como millones de otros jóvenes adultos, han crecido en una sociedad donde la disparidad es el modo de vida habitual, donde la tierra y sus recursos naturales pertenecen a un pequeño número de personas, mientras que la mayoría vive en condiciones extremas con recursos naturales limitados y poco acceso a las necesidades humanas básicas. En estos tiempos de desesperación, algunos emigran al norte y otros empiezan una vida de crimen. Sin un organismo de intervención y esperanza, ambas, las personas y la tierra no se desarrollan y se deterioran; pero una intervención puede cambiar esto.

Haz una pausa y habla con Jesús. ¿Qué nos enseñan Jesús y la Iglesia?

“El que obtiene ganancias deshonestas perturba su casa, el que detesta el soborno vivirá”.

– Proverbs 15:27

“Jamás el género humano tuvo a su disposición tantas riquezas, tantas posibilidades, tanto poder económico. Y, sin embargo, una gran parte de la humanidad sufre hambre y miseria y son muchedumbre los que no saben leer ni escribir. Nunca ha tenido el hombre un sentido tan agudo de su libertad, y entretanto surgen nuevas formas de esclavitud social y psicológica”.

– Gaudium Et Spes 4

Me pregunto…

¿Alguna vez me he sentido desesperado sin salida? ¿Puedo reconocerme en estos hombres? ¿Puedo reconocer a los prisioneros entre los más vulnerables de nuestros hermanos y hermanas, que luchan por la vida igual que yo?

Checkered Flag

“Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.
– Mateo 25:40

El SALVADOR: Caleb camina hacia la escuela con su padre Santos. Ellos participan en el proyecto de CRS “Prospera” el cual se centra en la seguridad alimentaria.

Foto por Oscar Leiva/Silverlight para CRS.

Escucha la caminata de oración

Somos ENVIADOS al mundo para compartir el amor eterno y la salvación de Dios, fluyendo por nosotros eternamente desde la Trinidad. Aprendemos de la doctrina social católica que Dios es Amor y que la justicia de Dios se trata de vivir en una relación correcta con todos los seres humanos y con toda la creación. El pueblo de Lakota cree que "Todos somos parientes"; los indígenas de América Latina creen que "Tú eres mi otro yo". Y nuestra fe nos enseña que todos somos un solo pueblo, una sola familia con el Dios Trino. Con la Trinidad somos cocreadores, custodios y administradores de la creación de Dios. Somos también los guardianes de cada uno, y juntos somos todos responsables de la sanación y el bienestar de la tierra, nuestro hogar común.

Me pregunto…

¿Qué es lo que Dios me invita a hacer? ¿A cambiar? ¿Qué acciones puedo tomar para unirme en comunión y solidaridad con mi familia humana para aliviar el dolor y el sufrimiento en mi comunidad, dentro de nuestra familia global, y de la tierra?

Soy enviado…

Obtén más información sobre los recursos de CRS y cómo puedes participar para ayudar a nuestra familia global y nuestro hogar común, la tierra". 


Catholic Relief Services es la agencia oficial internacional humanitaria de la comunidad católica en los Estados Unidos bajo la dirección de los Obispos de los EE. UU, el clero, religiosos, laicos, socios de CRS con Caritas Internationalis, así como instituciones locales, nacionales e internacionales para aliviar la pobreza en las comunidades más vulnerables del mundo.

En CRS, motivados por el Evangelio a valorar, preservar y defender la naturaleza sagrada y la dignidad de la vida humana, fomentamos la caridad y la justicia, y encarnamos la doctrina social y moral de la Iglesia, promovemos el desarrollo humano integral al responder a grandes emergencias, luchar contra la pobreza y la enfermedad, y construir sociedades justas y pacíficas.

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.