Comentarios de CRS sobre el arzobispo McCarrick y el informe del gran jurado de Pensilvania

Comentarios de CRS sobre el arzobispo McCarrick y el informe del gran jurado de Pensilvania

Motivados por el Evangelio de Jesucristo para apreciar, preservar y defender la santidad y la dignidad de toda vida humana, Catholic Relief Services emite los siguientes comentarios que abordan las recientes revelaciones sobre el abuso sexual en la Iglesia.

Arzobispo McCarrick

En Catholic Relief Services estamos profundamente consternados por los cargos creíbles  de abuso sexual contra el arzobispo McCarrick. El arzobispo sirvió en la junta directiva de CRS tan recientemente como 2014 y fue director y funcionario  de la Junta de la Fundación CRS.

Cuando nos enteramos de los cargos, tomamos las siguientes medidas:

  • Inmediatamente suspendimos su servicio en la Junta de la Fundación CRS con su retiro del ministerio público el 20 de junio de 2018.
  • El comité ejecutivo de la junta directiva de CRS votó unánimemente para relevar al arzobispo McCarrick de su puesto en la Fundación CRS, a partir del 30 de julio de 2018.
  • Confirmamos que no se encontraron acusaciones relacionadas con las visitas al programa del arzobispo McCarrick con CRS.

Los medios de comunicación y otros nos han preguntado si sabíamos sobre cualquier restricción o sanción de viaje que el Papa Benedicto haya impuesto al arzobispo McCarrick. La respuesta es no.

Informe del gran jurado de Pensilvania sobre el clero  

Estamos conmocionados y entristecidos por el reciente informe del gran jurado de Pensilvania y estamos de acuerdo con el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos  (USCCB, por su sigla en inglés ), el cardenal DiNardo, quien lo calificó de “catástrofe moral”. Lamentamos  las miles de víctimas que han sufrido a manos de líderes espirituales—clérigos en quienes todos deberíamos ser capaces de confiar. Rezamos para que las víctimas encuentren sanación y justicia.

Cuando el gran jurado de Pensilvania publicó su informe, CRS tomó de inmediato los siguientes pasos:

  • Revisamos los 301 sacerdotes nombrados en el informe, y los obispos que los protegieron, para determinar si alguno tenía una relación oficial con CRS.
  • Examinamos los últimos 70 años de registros de nuestros miembros de la junta directiva.

Hicimos los siguientes descubrimientos:

  • Seis miembros anteriores de la junta directiva de CRS (cinco de los cuales ahora están fallecidos) fueron nombrados en el informe del gran jurado por desempeñar un papel que permitió que el abuso continuara.
  • Se describió en el informe que un miembro actual de la junta directiva de CRS había seguido las pautas de la Iglesia para denunciar a un abusador.
  • Un sacerdote nombrado en el informe del gran jurado estuvo activo durante un breve período como “Global Fellow” (“Becario mundial”) de CRS – un programa que educa a los sacerdotes sobre CRS y los lleva a proyectos en el extranjero para que puedan hablar sobre nuestro trabajo en las iglesias de los Estados Unidos a su regreso.

Cuando nos enteramos en 2016 que el sacerdote nombrado en el informe del gran jurado estaba bajo investigación, CRS inmediatamente lo retiró del programa.

Siguiendo adelante 

CRS está comprometida a proteger a las personas que atendemos en los contextos más vulnerables del mundo. Ya hemos tomado las siguientes medidas:

  • Llevamos a cabo una investigación interna de quejas anteriores de denunciantes para asegurarnos que fueron atendidas y resueltas de manera adecuada.
  • Revisamos nuestras políticas y cursos de capacitación actuales y recordamos a nuestro personal, como lo hacemos habitualmente, las políticas de CRS y todas las opciones disponibles para expresar de manera segura y anónima las quejas.

CRS cuenta con sistemas rigurosos para garantizar que nuestros miembros de la junta directiva, personal, socios, voluntarios y beneficiarios puedan informar inquietudes de protección, y esos informes desencadenan una pronta investigación y una acción inmediata. Éstos incluyen:

  • Un sistema de denuncias que está disponible para todo nuestro personal en todo el mundo y administrado por un tercero.
  • Un código de conducta estricto — que aplica a todos los empleados, consultores, voluntarios y pasante de CRS — deja en claro que CRS se compromete a crear y mantener un entorno que promueva sus valores fundamentales y evite el abuso y la explotación de todos los beneficiaries.
  • Una política de acoso que declara que el hostigamiento sexual de cualquier tipo no se tolera en CRS. CRS investigará cualquier queja de acoso sexual y tomará medidas disciplinarias inmediatas y apropiadas si se ha encontrado acoso sexual. CRS prohíbe que cualquier empleado tome represalias contra cualquier persona que haya expresado alguna preocupación sobre acoso sexual o discriminación contra otro individuo.
  • Una política de protección que claramente prohíbe todas las formas de explotación y abuso. Todo el personal y los afiliados están obligados a informar cualquier preocupación o sospecha de explotación y abuso de un niño o adulto vulnerable que involucre al personal de CRS, personal de nuestros socios y otros trabajadores humanitarios.

Si bien contamos con sistemas sólidos para prevenir y abordar la conducta sexual inapropiada, estamos revisando y actualizando constantemente nuestras políticas y procedimientos, y trabajando para crear una cultura en la que el personal se sienta cómodo al plantear inquietudes.

La gerencia directivas  de CRS en todo el mundo tienen la responsabilidad y el compromiso de  comunicar y revisar estas políticas con sus equipos de manera periódica para garantizar que todo el personal sepa cómo informar cualquier inquietud. Cualquier violación de nuestras políticas o código de conducta da como resultado una acción inmediata y apropiada, incluyendo el cese de la relación laboral .

Oramos por la Iglesia para que ella persiga  la verdad plena en la búsqueda de la justicia, sabiendo que este es el camino a la misericordia de Dios. Estamos comprometidos a unir nuestras oraciones con acciones concretas, decisivas y efectivas para ayudar a prevenir tales abusos en el futuro.

Firmado por:

Obispo Gregory John Mansour

Obispo de la Eparquía de San Maron de Brooklyn,

Presidente de la junta directiva de Catholic Relief Services

 

Sean Callahan,

Presidente y director ejecutivo,

Catholic Relief Services

Tags: CRS, McCarrick

RELATED

CRS Lanza el Programa Jóvenes Constructores en Jesús de Otoro, Intibucá

Catholic Relief Services (CRS) lanza el programa Jóvenes Constructores en Jesú... MORE

Proyecto Raíces Ahuachapán en El Salvador

CRS, Caritas y otros socios comienzan el Proyecto Raíces Ahuachapán en El Salv... MORE

Rostros de la Historia

  La crisis de los migrantes hoy en día se compara con la de 1943   E... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.