Santa Teresa, Una Inspiración para Todos

Santa Teresa, Una Inspiración para Todos

 

 

Ella es ahora Santa Teresa, pero para la mayoría de nosotros, ella siempre será Madre.

 

Santa Teresa, aún mejor conocida por muchos como Madre Teresa. Foto del archivo de CRS.

La Madre Teresa llamó la atención de monseñor Alfred Schneider poco después de su llegada a la India en 1955. Tras trasladarse de Alemania, estuvo allí para establecer programas iniciales en India y Pakistán para los recién nombrados por Catholic Relief Services.

En Calcuta, el se enteró de una hermana religiosa que trabajaba en los barrios marginales, y luego la conoció mientras visitaba una escuela que CRS apoyaba. Escribió sobre ver a la Madre Teresa por primera vez: “Cristo estaba en su rostro, en sus ojos brillantes, en las líneas de la paciencia y la risa alrededor de su boca, en el inefable resplandor del amor que la rodeaba”.

El padre Al, como se conocía a Monseñor Schneider, visitó los almacenes vacíos que las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa habían convertido en el Hogar para los Moribundos, lleno de enfermos desesperados recogidos de las calles. Francamente, estaba horrorizado. “Fue el lugar más deprimente que he visto en el mundo”, escribió más tarde.

Pero mirando más allá de la inmundicia, la enfermedad y la muerte, reconoció que en el centro del trabajo de la Madre Teresa había una afirmación de la dignidad y el valor de cada individuo, incluso de aquellos que la sociedad había descartado y dejado morir en las calles.

“Salí impresionado más allá de las palabras con su coraje y compromiso”, escribió el padre Al. “El mismo horror del Hogar para los Moribundos hizo el esfuerzo aún más hermoso”.

mother teresa letter

Carta de Santa Teresa al personal de CRS. Foto de los archivos de CRS.

La dignidad para toda la vida humana era el corazón de la misión de CRS también, por lo que no fue una sorpresa que CRS y la Madre Teresa comenzaron a trabajar juntas. El Padre Al arregló personalmente los fondos para la primera ambulancia de la Madre Teresa, y él escribió sobre su trabajo de caridad en la publicación del Consejo Católico Nacional de Bienestar, entonces la organización que incluía a CRS. Esto llevó a la invitación de Madre Teresa a los Estados Unidos a dirigirse al Consejo Nacional de Mujeres Católicas, la primera publicidad internacional que recibió su trabajo.

La primera empleada laica profesional de CRS, Eileen Egan también conoció a la Madre Teresa en las calles de Calcuta en la década de 1950. Egan se convirtió en amiga, partidaria y compañera de viaje de la Madre Teresa durante décadas.

CRS continuó apoyando a los Misioneros de la Caridad incluso cuando la fama de la Madre Teresa creció y lo hacemos hasta el día de hoy.

Jim De Harpporte, ahora director regional occidental de CRS con sede en California, que dirigió programas de CRS en la India en la década de 1970, dijo que la Madre Teresa sabía cómo usar su fama. Él recordó una vez que pidió su ayuda para obtener la liberación de un envío de alimentos que estuvo retenido en el puerto durante semanas. La madre Teresa lo acompañó a una reunión con las autoridades portuarias y desapareció la burocracia. Después de que De Harpporte le dio las gracias, dijo con una pequeña sonrisa: “A veces ayuda ser la Madre Teresa”.

El presidente de CRS, Sean Callahan, recordó que cuando estuvo en la India en la década de 1990, trabajar con la Madre Teresa solía significar decir: “Sí, madre. Sí Madre. Sí Madre.”

“Ella no era alguien para enviar gente a hacerlo, ella misma lo hacia”, dijo Callahan.

Callahan tuvo que abandonar la India debido a una enfermedad y fue en parte por su preocupación que, en una visita a los Estados Unidos en 1996, este entonces la Premio Nobel insistió en cambiar su viaje cuidadosamente programado para incluir una visita a la sede central de CRS en Baltimore. Su presencia habría sido lo suficientemente inspiradora, pero se tomó el tiempo de saludar personalmente a todos los miembros del personal que acudieron a verla.

Antes de irse, dejó un mensaje escrito a mano que ahora está enmarcado en la pared de nuestro vestíbulo: “Te agradezco por todo el amor que me has dado para dar a los más pobres entre los pobres. Por favor, oren por nosotros de la misma forma en que oramos todos los días por ustedes en Catholic Relief Services “.

Ella es de hecho Santa Teresa de Calcuta, pero en CRS ella siempre será nuestra madre, Teresa.

Tags: madre teresa

Historias relacionadas

Fe, perseverancia y cambio duradero Por Sean Callahan, presidente ejecutivo de CRS

Habiendo crecido en una familia católica irlandesa cerca de Boston, siempre se... MORE

Funcionario católico dice que la Madre Teresa hacía todo el trabajo ella misma

COMUNICADO DE PRENSA PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA CONTACTO: Jossie Flor Sapunar C... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.