Santa Josefina Bakhita

Santa Josefina Bakhita

Josefina Bakhita nunca supo su verdadero nombre. Estaba tan traumatizada por las experiencias de su niñez que lo olvidó. Nacida en Sudán en 1869, fue capturada y vendida como esclava a los 9 años. Sus captores la llamaron “Bakhita”, que significa “afortunada”.

Bakhita fue intercambiada varias veces y finalmente vendida a un diplomático italiano en Sudán que luego la trajo a Italia. Luego fue entregada a otra familia en Italia, donde la esclavitud era ilegal, y trabajó como ama de llaves y niñera. También asistió a clases de educación religiosa con el niño al que cuidaba, y estaba tan inspirada por lo que aprendió y la gente que conoció que ingresó a la Iglesia. 

Josefina Bakhita más tarde se convirtió en una hermana religiosa en el orden de las Hijas Canosianas de la Caridad. Dedicó su vida a cuidar a los demás a través de tareas humildes. En el año 2000 fue canonizada por San Juan Pablo II, se convirtió en “Santa Josefina Bakhita”.

El 8 de febrero la Iglesia Católica celebra la fiesta de Santa Josefina Bakhita y promueve el Día Internacional de Oración y Conciencia contra la Trata de Personas. La esclavitud de hoy todavía es muy común, aunque trágicamente a menudo se pasa por alto. La trata de personas, una forma de esclavitud moderna, actualmente reclama 21 millones de hombres, mujeres y niños en todo el mundo. Esto significa que ahora hay más esclavos que nunca en la historia.

:

El Papa Francisco es inequívoco en su condena, diciendo: “La trata de personas es un crimen contra la humanidad”. Y la Iglesia trabaja en los Estados Unidos y en todo el mundo a través de Catholic Relief Services respondiendo a las necesidades de aquellos que experimentan y se recuperan del tráfico así como también prevenir el tráfico futuro abordando sus causas de raíz, como la pobreza y la migración.

En su homilía durante su misa de canonización, San Juan Pablo II dijo:

““En Santa Josefina Bakhita encontramos una abogada brillante de la auténtica emancipación.  La historia de su vida no inspira una aceptación pasiva, sino la firme decisión de trabajar eficazmente para liberar a las niñas y mujeres de la opresión y la violencia, y devolverles su dignidad en el pleno ejercicio de sus derechos “.

Al reflexionar sobre cómo cada uno de nosotros puede ayudar a terminar con la esclavitud, oremos pidiendo la intercesión de San Josefina Bakhita a medida que discernimos cómo Dios nos llama a la acción.


Oraciones para concientizar sobre el tráfico humano

Historias relacionadas

CRS pide la protección de las personas sin hogar, migrantes y refugiados durante la pandemia

Las personas sin refugio seguro se encuentran entre las más vulnerables al COV... MORE

Hablando desde el corazón: La historia de Carmen

Carmen llegó a Washington ansiosa por compartir las cartas que los miembros de... MORE

Oración por intercesión de Santa Josefina Bakhita

“Yo soy definitivamente amada, suceda lo que suceda; este gran Amor me esp... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.