Reflexiones Para Estas Pascuas

Por padre David García

La Pascua es un tiempo maravilloso para dar la bienvenida al espíritu de renacer a una nueva vida cuando celebramos la Resurrección y la nueva vida que Jesús nos ofrece a todos.

Me gustaría contarles otra historia de bienvenida y renovación. Durante los días más negros de la II Guerra Mundial, cientos de refugiados polacos, cansados de sus viajes alrededor del mundo, se encontraron apretujados en vagones de trenes sin ventilación y en camino hacia un futuro incierto. Tenían miedo y se sentían acosados después de verse encerrados en trenes, igual que lo habían estado cuando agresores armados los forzaron a abandonar sus hogares apenas unos años antes. En la actualidad, muchos inmigrantes han tenido, y tienen, experiencias similares de temor e inseguridad.

El padre David García es asesor principal de acercamiento con el clero de CRS. Foto cortesía del padre David García

El padre David García es asesor principal de acercamiento con el clero de CRS. Foto cortesía del padre David García

Los refugiados polacos no sabían qué esperar. Lo que encontraron fue “la tierra prometida” en un lugar llamado León, Guanajuato, México. Mexicanos acogedores los recibieron con una bienvenida tradicional y los ayudaron a salir de los trenes. Fue el primer acto de bondad que habían recibido en sus viajes involuntarios. “Nuestra casa es su casa” fue el lema de aquel encuentro feliz. Las polacas lloraban con sorprendida alegría y las mexicanas lloraban ante la visión de los errantes sin hogar procedentes de otro continente.

Aquellos polacos nacieron a una nueva vida gracias a la compasión de los mexicanos. Ese fue el inicio del primer proyecto que recibió el apoyo de Catholic Relief Services (CRS), que entonces se llamaba War Relief Services.

Desde ese primer proyecto hace 67 años, CRS ha participado activamente del desarrollo de programas de salud, educación y pequeños préstamos y ahorros para ayudar a los pobres y desamparados a vivir con dignidad y esperanza. Los hechos que recordamos durante la Semana Santa nos llevan a celebrar. El amanecer de la Pascua nos trae la maravillosa noticia de que nuestro Señor Jesucristo ha resucitado. La esperanza estalla desde la tierra como los lirios de Pascua y reina la alegría.

¡Les deseo a ustedes y a sus familias una Pascua de Resurrección llena de bendiciones!

El padre David García es asesor principal de acercamiento con el clero para Catholic Relief Services (CRS), su oficina está en San Antonio, Texas.

Historias relacionadas

María Arroyo

“Es un gran honor poder decir: Este es el trabajo de nuestra Iglesia” dice M... MORE

Carla Ortíz

“Tener la oportunidad de incidir a nivel global es como una misión personal.... MORE

Andrés Gómez

Definirse como un puente que une, que enlaza, como dos manos cuando una necesita... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.