Para que pueda encontrarte ahí

Para que pueda encontrarte ahí

Señor de todas las naciones,
pregunté cómo me reconocerías.
Respondiste que reconocerás a los que te han
alimentado cuando han alimentado a los más pequeños de tu pueblo.
Envíame a la tierra más hambrienta
para que pueda encontrarte ahí
y dar mi porción para comer.
Respondiste que reconocerás a los que te han dado agua
cuando le han dado agua a los más pequeños de tu pueblo.
Envíame a la tierra más árida
para que pueda encontrarte ahí
y dar de mi porción para beber.
Respondiste que reconocerás a los que te han vestido
cuando han vestido a los más pequeños de tu pueblo.
Envíame a donde los elementos han hecho un reclamo demasiado grande
para que pueda encontrarte ahí
y compartir contigo mi manto.
Me dijiste que te reconoceré en los enfermos:
envíame entre los más plagados.
Me dijiste que te reconoceré en el preso:
envíame en medio de la celda más oscura,
en el mercado de los esclavos,
porque te busco con todo mi corazón.
Así como fuiste revelado en tu gloria a todas
las naciones a través del milagro de la Epifanía,
que puedas ser revelado a través de todas
las épocas en los rostros de tu pueblo:
en su alegría y en su lucha,
en su dignidad y en su vulnerabilidad.
Y cuando te encuentre en ellos,
que pregunten quién es este Señor que me ha enviado,
para que puedan encontrarte en mí también.
Amén

Descarga nuestra oración en PDF.

 

 

Historias relacionadas

Donación del Fondo John A. Sobrato y Susan Sobrato para ayudar a migrantes necesitados

Una donación de 500,000 dólares ayudará a miles de migrantes en México y Ce... MORE

Oración a la Virgen María en el mes de mayo

“Contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra... MORE

Contribuciones de San Juan Bautista de la Salle a la educación

San Juan Bautista revoluciono la educación y se dedicó de lleno a la enseñanz... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.