Letanía de Nuestra Señora de América Latina

Letanía de Nuestra Señora de América Latina

América ha tenido una larga historia con Nuestra Señora de América Latina. Ha sido una historia de bendición y consuelo, de Epifanía y gracia. Oramos estas letanías para que siempre se refleje la gracia y la misericordia de Dios en todos nuestros hermanos y hermanas en América Latina.

De por sí, la letanía es una súplica que se hace a Dios con cierto ritmo u orden mientras se invoca a la Santísima Trinidad. Nuestros mediadores en este tipo de oración son Jesucristo, la Virgen y los Santos. Las letanías más antiguas son las de los Santos (año 595) y las de la Santísima Virgen. Solían llamarles las lauretanas o las de Loreto, y fueron aprobadas por Sixto V en 1587.

Unámonos en oración y recordemos a las familias de América Latina. Que Dios ilumine a todos nuestros hermanos y hermanas que enfrentan violencia e inestabilidad.

Descarga la oración y compártela con tu familia y amigos. 

 

Encuentra más oraciones aquí.


 Enciende una Vela Virtual

 

Enciende una vela y reza por tus seres queridos y nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo. Sus intenciones serán recordadas en la misa ofrecida en la Capilla de San Esteban en la sede mundial de Catholic Relief Services en Baltimore, Maryland.

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.