Es el mes de celebrar nuestra herencia hispana, ¡Celebra con CRS!

Es el mes de celebrar nuestra herencia hispana, ¡Celebra con CRS!

               

 

 
              

Por que nuestra fe no tiene fronteras

Como hispanos, dos sellos de identidad nos unen: una fe inquebrantable y un orgullo solidario que quiere ver a todo hispano bien, con futuro y caminando. Este mes, celebramos juntos lo que nos hace únicos: ser hispanos católicos. Tenemos en común sabores, colores y un mismo idioma para orar. Alrededor del mundo, estamos invitados a colaborar con generosidad, unidos en la fe que no tiene fronteras.
¡Feliz mes de la Herencia Hispana!

Cada año, de 15 de septiembre al 15 de octubre, celebramos nuestra hispanidad. Las fechas coinciden con las celebraciones del Día de la Independencia de varios países latinoamericanos. Aquí en Estados Unidos, más de la mitad de los hispanos se reconocen como católicos, es por eso que este es el mejor momento para celebrar agradeciendo a Dios los logros de nuestra comunidad. Y la mejor forma de expresar esa gratitud es dando una mano, devolviendo un poco de lo que hemos recibido.

En honor a el Mes de la herencia hispana, Catholic Relief Services, se une a celebrar, invitándote a ser parte de nuestro trabajo en latinoamérica ¡Construyamos juntos los nuevos logros de la comunidad hispana, una cultura fuerte y vibrante, agradecida y solidaria!

La comunidad hispana en los EE.UU. ha logrado hacer mucho por los demás a través de CRS. Conoce nuestro trabajo en Latinoamérica en este video:

Desde 1943, CRS ha creído en el potencial de América Latina y en las grandes oportunidades que tenemos los hispanos cuando recibimos la ayuda oportuna. Nuestro primer proyecto se dio en la Colonia Santa Rosa en Guanajuato, México, dando albergue entre otros servicios a 1,500 refugiados polacos que CRS ayudó a ubicarse. En CRS trabajamos movidos por la fe, poniendo en acción el compromiso para ver resultados.

¡CRS cree y apoya a latinoamérica!

A través de distintos programas en América Latina CRS, apoya a personas con mayor vulnerabilidad buscando nuevas oportunidades para que descubran sus verdaderos potenciales, sin que tengan que salir de su país, abandonar sus hogares y familias para emigrar. Por ejemplo, apoyamos a agricultores a acceder las herramientas y los recursos para ganarse la vida, a cultivar paisajes florecientes y a construir comunidades fuertes. Todo comienza plantado la semilla.

Con fe y trabajo el pueblo latinoamericano ha demostrado que tiene la capacidad para producir, por ejemplo, cultivos de alto valor. Por medio de los programas de CRS, un sector agrícola fuerte con acceso a mercados inclusivos y lucrativos también promoverá la educación y creará empleos y oportunidades en otros sectores. Todo es cuestión de poner la semilla.

¿Cómo impacta CRS a latinoamérica?

Conoce de cerca qué estamos haciendo para ayudar a las personas a permanecer en sus hogares, donde sin duda, la mayoría preferiría quedarse. Nuestro trabajo va más allá de una lista de programas y proyectos. En CRS servimos a las comunidades en función de sus necesidades específicas. Tan solo en el año fiscal 2019 alcanzamos los siguientes logros:

En Centro América el trabajo de CRS incluye:

Todos los programas de CRS buscan promover un desarollo sostenible y comunidades resilientes.

Como católicos, nuestra fe nos llama a servir y a poner en acción nuesta misión. Buscamos hispanos que quieran encontrar a Cristo en cada persona que vive en pobreza para compartir las buenas nuevas, como profetas al servicio de la justicia y del bien común.

 

Con el apoyo de más personas inspiradas en la misión de CRS, estamos construyendo un movimiento global para dar fin a la pobreza a través de campañas enfocadas en los acontecimientos mundiales que contribuyen a la pobreza y al hambre. ¡Únete! ¡Escucha tu llamado a servir!

 

 

La decisión de quedarse hizo una diferencia

El acceso favorable a mercados justos es la clave para vidas dignas y saludables. Conoce la historia de Fredy, un triunfador dentro de su comunidad.

CONTINÚA LEYENDO >

 

La cosecha de Raúl llega a las escuelas, para que sus hijos también logren ir

La cosecha de Raúl mejoró desde que recibió un capital semilla y capacitaciones técnicas por parte de CRS, Catholic Relief Services y su programa SEGAMIL

CONTINÚA LEYENDO >

 

Tu también puedes generar un cambio en las vidas de familias en situación de vulnerabilidad. Como hispanos católicos en los Estados Unidos, estamos llamados a poner nuestra fe en acción para ayudar a nuestros hermanos y hermanas más necesitados y marginados en América Latina, para que ellos también tengan un futuro prometedor. Los hispanos somos solidarios y nos ayudamos los unos a los otros. Sabemos que todos somos parte del tejido multicolor que llamamos La Tierra de Dios.

 

 

Nuestra fe no conoce fronteras…

Historias relacionadas

Andrés Gómez

Definirse como un puente que une, que enlaza, como dos manos cuando una necesita... MORE

Tres vidas, tres caminos y un lugar común: Jóvenes Constructores

Sin embargo, en medio de tantos obstáculos siempre hay héroes que encienden la... MORE

Isabel Aguilar

“Para mí la vida cobra pleno sentido en función de que puedas vivir coheren... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.