Dicen Que No Se Puede Combatir El VIH-SIDA

Dicen Que No Se Puede Combatir El VIH-SIDA

Cuando se anunció el Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA, conocido como PEPFAR, en 2004, CRS sabía que teníamos que involucrarnos. Ya habíamos estado cuidando a los enfermos y asistiendo a sus familias a medida que la pandemia del SIDA azotaba muchos países. Aunque los medicamentos antirretrovirales hicieron que la enfermedad fuera manejable en naciones más ricas, el tratamiento estaba fuera del alcance de los pobres. Muchos expertos decían que era muy difícil administrar tratamientos complejos a áreas remotas y que era imposible esperar que las poblaciones remotas se adhirieran al estricto regímen del tratamiento.

mother and daughter in Nigeria

Victoria Dale Emmanuel con su hija Princess en su casa en Nigeria. Con la ayuda del voluntario comunitario, Emmanuel recibió antirretrovirales y ayudó a comenzar un negocio de venta de ropa. Foto de Laura Elizabeth Pohl para CRS

PEPFAR cambió eso, ya que se asignaron miles de millones de fondos federales para pagar los medicamentos. CRS formó la asociación AIDSRelief con nuestro vecino en Baltimore, el Instituto de Virología Humana de la Universidad de Maryland, que realiza investigaciones de vanguardia sobre el VIH y el SIDA. El consorcio también incluyó a Futures Group, Catholic Medical Mission Board e IMA World Health. PEPFAR responsabilizó a AIDSRelief del programa en 10 países: Etiopía, Guyana, Haití, Kenia, Nigeria, Ruanda, Sudáfrica, Tanzania, Uganda y Zambia.

Para ser honesto, este no era el área de especialización de CRS. Sabíamos poco acerca de los servicios de salud ya existentes en estos países. Pero sabíamos que incluso en países con sistemas médicos limitados, podíamos construir sobre redes de salud basadas en la fe. Estas redes proporcionan un vehículo para el apoyo crítico de la comunidad.

La alianza de CRS con las iglesias proporcionó un equipo de trabajadores comunitarios que se comunicaron con pacientes a menudo desesperadamente pobres en cualquier lugar del mundo donde vivieran, en ciudades o zonas rurales difíciles, manteniéndolos en camino con sus complejos tratamientos. Estos miembros de la comunidad también ayudaron a abordar los mitos y el estigma que rodean a los pacientes de VIH y SIDA. Y fueron una parte fundamental de la red de apoyo para otro enfoque de nuestro trabajo: los huérfanos y otros niños vulnerables afectados por la pandemia.

 


Como dijo alguna vez Michel Sidibe, director ejecutivo de ONUSIDA, “se llega a lo inalcanzable. Le das voz a los que no tienen voz “.

hands holding red ribbons

Los educadores locales que ofrecen conciencia sobre el VIH ofrecen cintas rojas para el SIDA. Foto de David Snyder / CRS

PEPFAR dejó en claro que los grupos basados ​​en la fe estarían involucrados debido a nuestro compromiso a largo plazo con la atención de la salud en la región. Aun así, fue controvertido incluir un grupo católico porque muchos creían que los condones eran la única forma de detener el VIH. Sin embargo, AIDSRelief nunca compró, promovió o distribuyó condones. Dimos a los pacientes una evaluación honesta de la eficacia de los condones, enfatizando que la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad después del matrimonio eran la única forma segura de evitar el VIH. En los primeros días del PEPFAR, pocos profesionales que trabajaban en VIH y SIDA prestaban atención al enfoque de CRS. Pero cuando la distribución generalizada de los condones no detuvo el virus, muchos comenzaron a preguntar sobre el énfasis de CRS en el cambio de comportamiento.

Después de casi una década, AIDSRelief pudo transferir sus programas PEPFAR a nuestros socios locales, que ahora utilizan los sistemas nacionales, regionales y locales que creamos juntos para lograr mejores resultados. AIDSRelief fue una asociación ejemplar que involucró al gobierno de EE. UU., CRS y otros aquí en los Estados Unidos, así como a varios grupos locales en los 10 países. Trabajando juntos, AIDSRelief entregó atención y tratamiento del VIH a más de 700,000 personas, incluida la terapia antirretroviral para 400,000. Y construyó estructuras y sistemas para garantizar que el trabajo de CRS continuará salvando vidas por generaciones.

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.