Víctimas de La Bestia buscan concientizar a migrantes

Víctimas de La Bestia buscan concientizar a migrantes

La creación de oportunidades laborales y educativas en Centroamérica y México podría evitar la migración y trágicas pérdidas.

Por Jacqueline Lerma 

Sus cuerpos están mutilados. Algunos no tienen piernas, brazos, manos o dedos, pero su espíritu es inquebrantable. Lejos de estar resentidos con la vida, ocho hondureños que se autodenominan “Sobrevivientes de La Bestia”, se muestran agradecidos con Dios por estar vivos y quieren compartir su historia para concientizar en este 18 de Diciembre, Día Internacional del Migrante.

José Jeremías Gámez. de 43 años. de El PRogreso Yoro, dice que desea regresar a su hogar en Honduras, una vez ahorrando para su pasaje. Foto: Philip Lagner/CRS.

José Jeremías Gámez. de 43 años de El Progreso Yoro, dice que regresará a su hogar en Honduras, una vez ahorrando para su pasaje. Foto por Philip Laubner/CRS.

Aunque caminaron miles de kilómetros con prótesis en los pies, muletas o sillas de ruedas, después de tres meses llegaron a su destino. Hicieron su recorrido desde Honduras sin suficiente comida o dinero, durmieron a la intemperie o en albergues hasta arribar a Estados Unidos.

Hoy ya tienen un trabajo en un supermercado en el estado de Maryland por medio de un contacto en una iglesia católica, y un permiso temporal de asilo por violencia que les permite trabajar.

“La Bestia”, es como se conoce el tren de carga que miles de inmigrantes abordan diariamente de manera clandestina en la frontera sur de México para llegar ilegalmente a Estados Unidos. Muchos se caen del tren al saltar cuando éste va a toda marcha. Quienes logran subirse exitosamente a veces caen al viajar entre los vagones por cansancio, hambre o falta de sueño.

“Antes era por razones económicas que dejaban sus países”, dice Robyn Fieser, asociada de comunicaciones de Catholic Relief Services (CRS) en Latinoamérica y el Caribe, “ahora es por violencia. La violencia no ha disminuido. Las pandillas han incrementado su reclutamiento”.

Fieser agregó que Honduras tiene las más altas cifras de homicidios per cápita en el mundo, 90 asesinatos por cada 100,000 habitantes. El Salvador y Guatemala tienen 41 y 39 homicidios por cada 100,000 habitantes, respectivamente, según la Oficina de Drogas y Crimen de la Organización de las Naciones Unidas.

Causas de la migración

El tren bautizado como La Bestia ha mutilado a unos 3,000 centroamericanos en su intento de llegar a Estados Unidos, dice la organización AMIREDIS. Foto: Christian Meléndez-López/CRS.

El tren conocido como La Bestia ha mutilado a unos 3,000 centroamericanos en su intento por llegar a Estados Unidos, dice la organización AMIREDIS. Foto por Christian Meléndez-López/CRS.

Para atacar de raíz las causas de la migración, CRS implementa programas en tres grandes rubros: agricultura, apoyo a jóvenes vulnerables y reducción de riesgos de desastres. Es así como CRS trabaja para responder a las necesidades de los migrantes y abordar las causas que impulsan a personas a emigrar a los Estados Unidos.

Desde el 2007 CRS ha trabajado con 67,000 familias en ocho países en Latinoamérica y el Caribe en las áreas de agricultura y agronegocios. CRS ha desarrollado gran experiencia en el cultivo de café, frijol y cocoa y al transmitirla a pequeños campesinos éstos han comprobado que pueden ser exitosos y salir de la pobreza con el debido entrenamiento.

CRS también invierte en la juventud centroamericana con el programa Jóvenes Constructores, que ha beneficiado a 5,000 jóvenes entre los 15 y 24 años en tan solo 4 años al capacitarlos con destrezas laborales. Gracias a éste, un 80 por ciento de los jóvenes regresó a la escuela, muchos encontraron trabajos por medio de alianzas de CRS con 200 negocios y 474 jóvenes abrieron sus propias microempresas.

Mediante su programa de reducción de riesgos por desastres, CRS ha puesto gran énfasis en coordinar y capacitar a los habitantes locales en soluciones a sus propios problemas ambientales, mejor uso de información y tecnología para el desarrollo, investigación y hasta monitoreo de riesgos de desastres naturales.

Estos ocho jóvenes hondureños dicen que tras volver mutilados a Honduras encontrar trabajo fue todavía más difícil, por lo que decidieron intentarlo por segunda vez desde el noroeste de Honduras en febrero pasado.

El grupo tardó un mes en llegar hasta México, donde recibieron visas humanitarias. Después, fueron encarcelados casi dos meses en Texas por intentar cruzar ilegalmente y finalmente recibieron un permiso de asilo temporal.

Estos jóvenes dicen compartir su historia con el objetivo de concientizar a otros jóvenes de no intentar hacer el viaje ilegalmente a los Estados Unidos porque arriesgan sus vidas, y también para exhortar a los gobiernos de Honduras, México y Estados Unidos a crear fuentes de trabajo en Centroamérica evitando la migración.

“Queremos que la gente se entere de todo lo que sufrimos los inmigrantes”, dice José Luis Hernández, de 29 años, presidente de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (AMIREDIS), quien organizó el segundo viaje de los ocho. José Luis cayó del tren en el 2005, perdiendo un brazo, una pierna y 3 dedos de una mano.

Más de 230 millones de migrantes en el mundo

José Luis Hernández, de 29 años, presidente de AMIREDIS, perdió una pierna, un brazo y 3 dedos de su mano al caer de La Bestia. Foto: Philip Laubner/CRS.

José Luis Hernández, de 29 años, presidente de AMIREDIS, perdió una pierna, un brazo y tres dedos de la mano al caer de La Bestia. Foto por Philip Laubner/CRS.

De acuerdo con el Fondo de Población de la Organización de las Naciones Unidas (UNFPA por sus sigla en inglés), en el 2013 existían 232 millones de migrantes en el mundo, un incremento del 33 por ciento con respecto al 2000.

Hernández dice que su “sueño americano” quedó truncado tras ese accidente. Ahora ofrece conferencias motivacionales en cárceles, escuelas y diversos foros para alertar a otros jóvenes a no intentar el peligroso viaje.

Él asegura que en Centroamérica y México hay alrededor de 3,000 mutilados por “La Bestia”. De ese total, unas 15 son mujeres. Hernández asegura que hay unos 70,000 desaparecidos en casi 2 décadas en esa zona y 332 cadáveres repatriados.

Efraín Vázquez, de 35 años, quien perdió una pierna tras caerse del tren en Chiapas, México — comenta que a raíz de su amputación, estableció una relación con Dios y hoy no se queja.

“He aprendido a amar a Dios en la felicidad, en la tristeza, he aprendido a reír en medio de los problemas con un espíritu fuerte, con ánimo. Hoy sé que estoy vivo precisamente porque Dios así lo quiso”, dice Vázquez. “Dios me hizo comprender que el cuerpo no es más importante que el alma.”

Si deseas apoyar el trabajo de CRS para crear oportunidades laborales y educativas en Centroamérica y México, apoya nuestros programas que trabajan para enfrentar las causas de migración.

Jacqueline Lerma es editora digital de CRS para la comunidad hispana. Su sede está en Baltimore, Maryland. Su email es [email protected]  

Historias relacionadas

BANHPROVI y Azure Source Capital constituyen FIDEAGUA en Honduras

FIDEAGUA forma parte de la Iniciativa Azure de Catholic Relief Services MORE

Lanzamiento de los resultados del estudio de migración: “Entre el arraigo y la decisión de migrar”

Senderos Juveniles de Centroamérica es un Proyecto binacional implementado en H... MORE

Donación del Fondo John A. Sobrato y Susan Sobrato para ayudar a migrantes necesitados

Una donación de 500,000 dólares ayudará a miles de migrantes en México y Ce... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.