Día de San Cayetano

Día de San Cayetano

Hoy, 7 de agosto celebramos el Día de San Cayetano. Muchos de nosotros sabemos el tipo de trabajo que deseamos tener o dónde quisiéramos trabajar, pero ¿cuántas veces nos preguntamos por el trabajo que Dios nos pide que hagamos? San Cayetano, nacido en una familia noble italiana, comenzó su carrera como abogado. Pero Dios lo estaba llamando a algo más. Cayetano rechazó cargos de gobierno y en su lugar fue a Roma a estudiar para convertirse en sacerdote. Se unió al Oratorio del Amor Divino, un grupo dedicado a la piedad y la caridad. Sin embargo, Dios tenía algo en mente algo distinto para él. Cayetano se sintió llamado de manera especial a trabajar con los pobres y enfermos. En 1522,  San Cayetano estableció un hospital para atender a los que sufrían de enfermedades incurables. Más tarde se unió a una comunidad religiosa para continuar con esta labor, a pesar de que su familia no lo aprobaba. 

Durante la vida de Cayetano, la Iglesia estaba sufriendo muchas reformas. Cayetano sabía que una de las mejores maneras de reformar la Iglesia era revivir el espíritu de los sacerdotes. Como resultado, Cayetano y tres amigos—uno de los cuales se convirtió en el Papa Pablo IV—fundaron los Teatinos, una orden dedicada a inspirar a los sacerdotes a reformar sus vidas y ser mejores párrocos.  San Cayetano y sus amigos llamaron al clero a comprometerse en su trabajo con los pobres y enfermos. Cayetano incluso estableció un banco para prestar dinero a la gente pobre con el fin de que los usureros no se aprovecharan de ellos—su organización después se convirtió en el Banco de Nápoles.

El ejemplo de San Cayetano se conecta a la misión de CRS porque nos recuerda que somos llamados a trabajar en solidaridad por los que más lo necesitan independientemente de su raza, religión o etnicidad. También debemos estar abiertos al llamado de Dios en nuestras vidas, y que cuando trabajemos con los pobres y los enfermos, veamos a Dios en ellos de una manera especial. 

Oración:

Dios amoroso,
así como San Cayetano respondió en la caridad
a tu invitación de trabajar con los enfermos y los pobres,
que nosotros, también, podamos escuchar
y responder con generosidad a tu llamado en nuestras vidas.
Que nunca olvidemos que todo el trabajo
desde las tareas más simples hasta los proyectos más complejos
se debe realizar en el amor y para tu mayor gloria.
Te pedimos, a través de las oraciones
y la intercesión de San Cayetano,
que los que actualmente están en busca de trabajo
encuentren lo que necesitan.
Y te pedimos que nos bendigas a nosotros,
a nuestras familias,
y a nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo.
Amén. 
 

Descarga nuestra oración en PDF.

 

 

Encuentra más oraciones aquí

 

Historias relacionadas

Santo destacado: San Ignacio de Loyola

Una curiosa reflexión para conmemorar la fiesta de San Ignacio de Loyola, recon... MORE

Fiesta de Nuestra Señora del Carmen

Hoy, 16 de Julio se celebra la Fiesta de la Virgen del Carmen o Nuestra Señora... MORE

Citas de San Antonio de Padua

Celebramos la fiesta de San Antonio de Padua, sin duda es uno de los santos más... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.