CRS lanza una campaña para erradicar el hambre en el mundo, mientras el COVID-19 pone a millones de familias al límite

CRS lanza una campaña para erradicar el hambre en el mundo, mientras el COVID-19 pone a millones de familias al límite

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
CONTACTOS:
Beatriz Afanador
Catholic Relief Services
 

Baltimore, MD, 15 de mayo de 2020 – En medio de una crisis alimentaria mundial –agravada por la pandemia COVID-19– Catholic Relief Services (CRS) lanzó una nueva campaña destinada a involucrar a la comunidad católica de los Estados Unidos en sus esfuerzos para erradicar el hambre en el mundo.

“Lidera el camino para erradicar el hambre” comenzó el 14 de mayo y es un esfuerzo de varios años que hace un llamado a los católicos y personas de buena voluntad a actuar en favor de los más vulnerables, a través de actividades de recaudación de fondos, abogacía y sensibilización.

“La pandemia oculta el incremento del hambre que se está desarrollando en algunos de los países más vulnerables del mundo”, dijo Sean Callahan, presidente ejecutivo de CRS. “Es el momento de liderar el camino para asegurarnos de que estas comunidades tengan el apoyo que necesitan para superar esta crisis”.

Como resultado de las restricciones generalizadas de movimiento, las interrupciones en las cadenas de suministro y el fuerte aumento de los precios de los alimentos, la pandemia está dificultando aún más el acceso de las familias vulnerables a la satisfacción de sus necesidades básicas. Según el Programa Mundial de Alimentos, la pandemia de coronavirus podría aumentar el número de personas que padecen hambre extrema en 130 millones de personas. Además, se estima que actualmente el número de niños que enfrentan desafíos de desarrollo a lo largo de su vida, causados ​​por la desnutrición, supera los 149 millones, más del doble del número de niños que viven en los Estados Unidos.

“Si no proporcionamos alimentos adecuados a los niños ahora, los afectará por el resto de sus vidas”, dijo Callahan. “El bienestar de la próxima generación pende de un hilo”.

El pasado jueves, el Papa Francisco invitó a las religiones de todo el mundo a unirse en oración y ayuno por el fin de la pandemia. Durante su intervención, habló sobre los impactos secundarios de COVID-19: “En los primeros cuatro meses de este año, 3.7 millones de personas murieron de hambre. Existe la pandemia del hambre”, dijo el Papa.

Como parte de la campaña “Lidera el camino para erradicar el hambre”, CRS hace un llamado a los católicos de los Estados Unidos para que escriban a los miembros de su Congreso, abogando por proyectos de ley específicos que ayudan a mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades pobres y vulnerables en el extranjero. Eso incluye solicitar 12 mil millones de dólares adicionales en fondos de ayuda humanitaria en el próximo proyecto de ley de emergencia COVID-19. Además, CRS está instando a sus seguidores a difundir la campaña, a través de las redes sociales y el uso del hashtag #LideraAhora.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés), que dirige a CRS, hace un llamado a los católicos para que se unan en oración el próximo 24 de mayo al mediodía en reconocimiento de la campaña “Lidera el camino para erradicar el hambre”. Durante una conferencia de prensa virtual, el arzobispo Bernard A. Hebda, arzobispo de St. Paul y Minneapolis y miembro de la junta directiva de CRS, apoyó este esfuerzo.

“En este momento crítico, la campaña de CRS «Lidera el camino para erradicar el hambre» es una expresión importante del firme compromiso de nuestra Iglesia con la solidaridad global, con el trabajo por el bien común y la defensa de la dignidad humana”, dijo. “Nuestros hermanos de todo el mundo cuentan con nosotros. Creemos que cada vida, sin importar  cuán vulnerable sea, es valiosa”.

Más allá de la campaña de CRS contra el hambre, la organización está construyendo una red de Comunidades de Solidaridad en todo el país. En alianza con escuelas secundarias católicas, universidades, parroquias y diócesis, el propósito es crear un movimiento en el que las comunidades de CRS participen en acciones de abogacía y recaudación de fondos para luchar contra la pobreza y el hambre en el mundo.

Al referirse a la creación de este movimiento, Callahan dijo: “creemos que participar en este tipo de actividades es una manera para que la comunidad católica estadounidense se solidarice con sus hermanos en el extranjero, durante la pandemia mundial de COVID-19”.

Historias relacionadas

En Filipinas, CRS apresura la ayuda a personas vulnerables

En respuesta aL COVID-19, CRS está proporcionando 5,000 pesos filipinos (alrede... MORE

Adaptando la educación de refugiados durante COVID-19

Cuando llegó COVID-19, todo tuvo que cambiar. CRS apoya la educación para niñ... MORE

CRS apoya a jóvenes estudiantes en Sierra Leona durante el cierre de escuelas

“Soy maestro en esta escuela. Estoy muy contento de que este programa de alime... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.