Comunidades de Ahorro y Préstamo Interno para emprender y lograr sueños

Comunidades de Ahorro y Préstamo Interno para emprender y lograr sueños

El acceso a las instituciones financieras suele ser limitado o inexistente en las zonas rurales de Guatemala. La distancia hasta el banco más cercano suele ser demasiado lejos, los ahorros mínimos requeridos suelen ser altos, las comisiones bancarias son inaccesibles y, lo que es más importante, los hogares pobres a menudo no confían en los bancos.  

“Nunca he estado en un banco, no sé cómo funciona y además, la gente puede pensar que soy rica si voy a un banco”, dijo Irma Sales.Foto por personal de CRS.                                 

Irma, miembro de un SILC y madre de seis hijos, vive con su esposo y sus dos hijos menores en la comunidad de Arroyo Grande, en el municipio de La Democracia, Huehuetenango. Ella asumió la responsabilidad de mantener a su familia después de que su esposo sufriera un accidente y se quedara desempleado. “Vendo bocadillos, tamales, plátanos y flores… de hecho vendo todo lo que puedo para mantener a mi familia”, dijo ella.

Antes de la introducción de los grupos SILC en su comunidad, Irma escondía sus ahorros en casa pero vivía temerosa de perder lo poco que escondía.

“Solía esconder mi dinero en casa, pero ahora tengo el grupo, estoy feliz porque confiamos el uno en el otro y sé que nuestro dinero está seguro”, dijo.

Irma es una de las 15 mujeres en su grupo SILC, los miembros viven en la misma comunidad y fueron auto-seleccionados en el grupo, se conocen y confían entre sí. Gracias a su disciplina, la motivación del grupo y la flexibilidad de ahorro SILC, Irma decidió ahorrar una cantidad mínima semanalmente. “Establecí metas de ahorro semanales de al menos Q20 quetzales (2.5 dólares) y hasta Q100 quetzales (12.50 dólares). No fue fácil pero quité de mis ventas el monto mínimo”, dijo.

Irma siempre soñó con iniciar un negocio, pero nunca tuvo el dinero para ello.

“Cuando se presentó el grupo SILC, no dudé en unirme porque sabía que sería una buena oportunidad”, dijo.

Después del primer período de ahorro del grupo (un año), Irma pudo ahorrar 273 dólares que usó, junto con ahorros personales adicionales y 130 dólares de su hijo mayor, para comprar un molino de maíz y café, los principales cultivos de la zona. Ahora tiene un lugar para moler el maíz y el café. Ya no necesita viajar largas distancias para hacer eso y puede ganar dinero de otros miembros de la comunidad, que vienen a moler su maíz o café en su molino.

Irma y su molino de maíz. Foto por personal de CRS.                                   

“Gano alrededor de Q175 quetzales (23 dólares) a la semana, doy el servicio temprano en la mañana y en la tarde, que es cuando los clientes están acostumbrados”, dijo ella. Después de una factura por electricidad mensual de 8 dólares (promedio) y gastos de mantenimiento, el molino de Irma está proporcionando un ingreso neto mensual aproximado de 70 dólares. “Estoy feliz con mi molino; el dinero lo utilizo principalmente para comprar comida y el resto es para seguir ahorrando. Nosotros (grupo SILC) estamos en nuestro segundo ciclo de ahorro, esta vez espero ahorrar para iniciar un pequeño negocio avícola”, concluyó.

Desde que comenzó su negocio de molienda, Irma ha ganado suficientes ingresos para comprar un refrigerador/congelador que le permite vender helados y bananas cubiertas de chocolate, además de seguir ahorrando en sus grupos SILC.

“Cuando ahorras (en SILC), debes tener un objetivo claro a alcanzar, y así tus sueños se harán realidad” – Irma Sales

Únete a nuestros esfuerzos en Latinoamérica y alrededor del mundo.  

Historias relacionadas

María Arroyo

“Es un gran honor poder decir: Este es el trabajo de nuestra Iglesia” dice M... MORE

Carla Ortíz

“Tener la oportunidad de incidir a nivel global es como una misión personal.... MORE

Conéctate con CRS durante el Mes de la herencia hispana

Nuestro orgullo en la herencia y la fe, son el sello de la identidad de los hisp... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.