Cinco maneras de demostrar nuestro amor por los demás y promover la justicia social

Cinco maneras de demostrar nuestro amor por los demás y promover la justicia social

La justicia social es un valor que fomenta el respeto igualitario de los derechos humanos. Cuando decidimos promover la justicia social, demostramos el amor que le tenemos a los más necesitados. Este mes celebramos el amor y la justica social, por eso te presentamos cinco ideas de cómo manifestar nuestro amor al prójimo y apoyar causas sociales con CRS

1. Escuchemos más

Parece bastante simple, ¿verdad? Escuchar atentamente los unos a los otros nos hace sentir amados y apreciados. En una era donde la capacidad de prestar atención a los demás se ha convertido en un reto, puesto que todos buscamos ser escuchados, es importante ser conscientes que escuchar abiertamente nos ayuda a aprender y a conocer las necesidades de nuestro prójimo. Cuando conocemos las opiniones y necesidades de los demás, podemos impulsar causas de justicia social que hacen el bien a las comunidades alrededor del mundo.

“Estamos llamados a encontrarnos con los demás y a ponernos a la escucha de su existencia, de su grito de ayuda. ¡La escucha ya es un acto de amor!”. Papa Francisco

Le Van Thuong, colega de CRS (derecha) se asegura de que Dinh Thi Xuan (izquierda) y los miembros de su familia estén preparados y tengan los suministros necesarios para temporada de tifones. Foto por Lisa Murray para CRS   

2. Oremos por los demás

La oración es una de las herramientas que Dios nos regaló para comunicarnos con Él. Cuando ofrecemos una oración de amor por los demás demostramos nuestra empatía, incluso por aquellos que no conocemos. La oración nos ayuda a desarrollar más empatía y solidaridad social por quienes más lo necesitan. Por esta razón, como católicos, estamos llamados a rezar, como lo hizo Jesús. 

“La oración resulta ser la balanza que calcula con exactitud el peso de mi amor”. Pedro García, Misionero Claretiano

Ofrece una oración por alguien vulnerable.

Grupo de mujeres de un programa de apoyo a la mujer de CRS en México se reúnen en una casa a rezar. Foto por Karen Kasmauski para CRS   

3. Aboguemos por los que no tienen voz

Una de las maneras de manifestar nuestro amor por el prójimo es alzando nuestras voces por causas sociales que defienden el bienestar y crean cambios positivos en las comunidades más pobres. Como católicos, estamos llamados a responder a la pobreza y a defender la dignidad de cada ser humano. Por consiguiente, en CRS estamos formando un movimiento con personas de todo el país motivadas por el llamado de asistir al necesitado y terminar con la pobreza. Al actuar en favor de los más vulnerables, podemos liderar el camino hacia un mundo en el que todos los hijos de Dios tengan un futuro prometedor.

Únete a este movimiento y lidera el cambio.

Líderes y estudiantiles se reúnen para abogar por los más vulnerables alrededor del mundo. Foto por Philip Laubner/CRS   

4. Promovamos la diversidad

La diversidad enriquece nuestra humanidad. Cuando amamos la diversidad de culturas, razas, idiomas y religiones, podemos comprender las causas sociales que se conectan con las necesidades de nuestros hermanos y hermanas en el mundo. Por eso, CRS es motivada por el ejemplo de Jesucristo de asistir a personas que viven en la pobreza y que sufren en más de 100 países, basándose en la necesidad, sin importar raza, religión o nacionalidad. Te invitamos a visitar nuevas comunidades, a aprender un segundo idioma, y a conocer personas de otras culturas y religiones.

Líderes y estudiantiles se reúnen para abogar por los más vulnerables alrededor del mundo. Foto por Philip Laubner/CRS   

5. Apoyemos a los que más lo necesitan

Contribuir a movimientos sociales no solamente ayuda a personas que lo necesitan, si no que construye a un mundo más justo en el que las personas pueden empoderarse y salir adelante. Para nadie es un secreto que muchas familias y poblaciones de nuestra casa común, es decir la Tierra, necesitan nuestro granito de arena para poder mejorar sus condiciones de vida. ¡Por eso seamos la esperanza para los más pobres y necesitados!

“La caridad es el centro que une a la comunidad con Dios y a todos sus miembros entre sí; contribuye a la unión de los corazones y los vincula indisolublemente a Dios”. San Vicente de Paul

Morzal es una estudiante de 10 años que atiende a una escuele fundada por CRS es una villa de Afganistán. Foto por Stefanie Glinski para CRS.   

 

Fuente

Historias relacionadas

Oración a San Juan Diego

El 9 de diciembre, la iglesia celebra la Fiesta de San Juan Diego, el vidente de... MORE

CRS nombra nueva directora global de personal y diversidad

Candance Osunsade dirigirá los equipos de recursos humanos de la organización.... MORE

Oración a la Virgen María en el mes de mayo

“Contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.