El Acceso al Agua Mejora, Vidas, Cultivos e Ingresos

El Acceso al Agua Mejora, Vidas, Cultivos e Ingresos

El Acceso al Agua en Kenia

“Solíamos ir a buscar agua a una distancia considerable, unos 7 kilómetros (4 millas) solo de ida. Nuestros hijos no iban a la escuela porque estaban sucios, ya que carecíamos de agua limpia. Ahora pueden ir a la escuela”.

Mónica, madre y agricultora de una remota aldea en el condado de Isiolo, Kenia, explica cómo un pozo de perforación, un depósito de agua y un conjunto de paneles solares han afectado a su vida, la de su familia y la de su comunidad. Catholic Relief Services (CRS) y sus socios, a través de la Asociación de la Tierras Áridas de Kenia para un Programa de Desarrollo Integrado, o Kenya-RAPID, perforaron un pozo y luego instalaron el depósito de agua y los paneles solares; además pusieron en marcha un sistema de bombeo de agua con energía solar que proporciona a la comunidad agua limpia para beber, cocinar, lavar, regar la tierra y mantener los animales.

acceso-al-agua

Los niños de la aldea toman agua en un puesto de agua para llevarla a sus familias. Cada unidad familiar paga un dólar al mes por el suministro de agua y puede tomar 32 galones diarios. Foto de Mikaele Sansone/CRS

Hoy en día la aldea tiene cuatro puestos de agua que brindan a los habitantes acceso a agua limpia. Ahora, en lugar de caminar más de 9 millas diarias para obtener agua, Mónica solo tiene que andar un cuarto de milla para llegar al puesto de agua más cercano. Usa el agua para bañar a sus hijos y enviarlos a la escuela, para que toda la familia beba, para cocinar y para las necesidades de los cultivos y los animales.

“Antes era difícil proporcionar agua a los animales y tener agua para nuestros hogares. El agua que teníamos estaba sucia y transmitía enfermedades. Ahora podemos beber agua limpia. Con esta agua podemos cultivar verduras y nuestros animales tienen acceso al agua”.

Mónica muestra con orgullo su parcela de tierra en la que cultiva cebollas que luego vende en mercados locales. Gracias al tanque de agua y unas mangueras, Mónica y otros campesinos de la aldea pueden regar sus cultivos incluso durante la estación seca, la cual parece ser más larga y perjudicial cada año. Los hombres y las mujeres de la aldea trabajan día tras día en sus pequeñas parcelas, a merced del sol, la lluvia y los impredecibles patrones meteorológicos, con la esperanza de producir suficientes cebollas, tomates, boniatos y otros alimentos para dar de comer a sus familias.

Con la ayuda de CRS, del proyecto Attir para el agua y el apoyo financiero de la USAID, de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación y de donantes particulares, Mónica y otras personas han sido capaces de incrementar sus cosechas, vender productos agrícolas en mercados locales y así obtener ingresos extra. Este dinero extra lo pueden utilizar para comprar alimentos, pagar tasas escolares y comprar animales de granja y más semillas para cultivar —lo cual les permitirá diversificar y potenciar sus ganancias—.

acceso-al-agua

CRS y sus socios instalaron un pozo, un depósito de agua y un sistema de bombeo de agua con energía solar para que la comunidad rural del condado de Isiolo, Kenia, tenga acceso a agua limpia. Foto de Mikaele Sansone/

Otro miembro de la comunidad, Philip, mantiene a su mujer y a sus cuatro hijos con su plantación de tomates. Cuenta con usar los ingresos adicionales para ampliar sus cultivos.

“Con la venta de mi cosecha de tomates, espero ganar 1,000 dólares. Ahorraré el dinero y con él compararé semillas de cebollas, pesticidas, herbicidas y más tierra para ampliar mi explotación”.

Cada unidad familiar paga un dólar al mes por el suministro de agua y puede tomar 32 galones cada día. El dinero se usa para el mantenimiento del sistema de agua, en caso de que sea necesario realizar reparaciones, con lo que se garantiza la sostenibilidad del mismo tras la finalización del proyecto Kenya-RAPID.

Mario es el encargado de uno de los puestos de agua de la comunidad. Se muestra agradecido por todo lo que CRS y el proyecto le han proporcionado a él y a su aldea.

“Nos sentimos felices con lo que han hecho CRS y el proyecto Kenya-RAPID. Hemos comenzado a cultivar la tierra muy cerca de nuestros hogares. Nuestro estilo de vida ha cambiado y eso nos llena de felicidad. Este es nuestro hogar”.

 

RELATED

Contrarrestando La Desnutrición En Ruanda

En Ruanda, la nutrición de un niño se considera tradicionalmente como la respo... MORE

Estado De Capacidad Del Programa Microfinanzas De CRS

Durante sus décadas de práctica de microfinanzas, CRS se ha enfocado en atende... MORE

Enciende La Luz: Prevención Del Tráfico Laboral Infantil En La India

Prevención Del Tráfico Laboral Infantil En La India En India, la migración es... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.