5 años después del super tifón Haiyan en Filipinas

5 años después del super tifón Haiyan en Filipinas

Hace cinco años Haiyan cambió la vida miles de familias en filipinas.

El 8 de noviembre de 2013, el super Tifón Haiyan, conocido localmente como Yolanda, causó una catástrofe en las islas filipinas de Leyte y Samar, causo más de 6,300 muertes y dejó la infraestructura y los barrios en ruinas. Al menos 1.1 millones de hogares fueron dañados o destruidos.

Entre las áreas más devastadas se encontraba el distrito costero de Anibong en Tacloban, en la isla de Leyte, donde el súper tifón arrasó o destruyó la gran mayoría de las casas y la infraestructura local. El daño fue tan grave que el gobierno de Filipinas lo declaró una “zona de no habitabilidad” y obligó a los residentes que habían vivido en la zona costera durante generaciones a trasladarse a otro lugar.

En estos 5 años, CRS desarrolló el Proyecto de Reasentamiento de Anibong, el cual no solo ha diseñado una nueva comunidad planificada que proporciona infraestructura esencial (agua, saneamiento, electricidad, drenaje y gestión de residuos sólidos) y servicios (educación, mercados y espacios comunitarios compartidos), sino que continúa trabajando estrechamente con las familias para diseñar y construir casas resistentes a desastres. Con este proyecto, las familias podrán adquirir los títulos de sus casas por primera vez en sus vidas.

El Proyecto de Reasentamiento de Anibong, financiado por CRS y la Cruz Roja Americana, apoya a 900 de las familias más vulnerables de la comunidad de Anibong para restaurar las vidas y los medios de subsistencia en una nueva comunidad segura, sostenible y digna.

Construcción de refugios familiares en Anibong. Foto por Jennifer Hardy para CRS

En la comunidad vive la familia de Girlita más conocida como “Girli” de Ascalona que es beneficiaria del Proyecto de Reasentamiento de Anibong. Ella es una madre de 6 hijos que está a punto de obtener su primer hogar. Hace cinco años, el tifón Haiyan arrasó con su casa. Hoy, Girlita se siente emocionada de tener el título de su tierra, algo que se sentía fuera de su alcance a pesar de que su esposo tiene un trabajo estable en ventas. CRS le ha estado ayudando a pasar por el complicado proceso de documentos para la compra de su pequeño lote, que mide solo 4×6 metros.

Girlita se siente afortunada y feliz de visitar su futura casa. Foto por Jennifer Hardy para CRS.

Ella dice que esta tierra será su herencia para sus hijos, un lugar donde siempre pueden regresar a casa. La casa tiene una construcción resistente a tifones y terremotos e incluye un sistema de captación de agua de lluvia, inodoro interior, cableado eléctrico completo, y está diseñada para contener de manera segura un segundo piso si Girlita decide agregar otro nivel en el futuro. Esta será la primera vez que Girlita vive en una casa con agua corriente. 

Girlita y sus 4 hijos, Claire, Jielie, Joshua y Johnson. Foto por Jennifer Hardy para CRS.

Para muchos filipinos pobres y vulnerables, ser propietario de una casa está fuera de su alcance. Requiere ir a 10 agencias gubernamentales diferentes, tarifas y documentación original, que la mayoría de las personas no tienen. Aun cuando el esposo de Girlita tenía un trabajo estable en ventas, ella no podía comprar una casa o un terreno. Sin embargo, gracias a la ayuda de CRS y sus socios, la familia de Girlita y muchas más pueden estar seguros en su casa ahora.

Girlita en la que pronto será su nueva casa. Foto por Jennifer Hardy para CRS 

Después de 5 años, CRS y sus socios ayudaron a miles de familias a poder recuperar sus vidas y tener una vida digna.

Algunos resultados de la emergencia después de 5 años:

  • 20.000 mil familias fueron atendidas con un refugio familiar.
  • 23.358 personas fueron ayudadas con saneamiento de reconstrucción o reparación de sus hogares.
  • 9.728 individuos se beneficiaron directamente de los refugios y la respuesta de WASH
  • 19.597 personas con discapacidad, ancianos, niños menores de cinco años fueron atendidos.
  • Se ofrecieron opciones de transferencia de efectivo y construcción directa según las preferencias o circunstancias familiares
  • Carpinteros y capataces fueron capacitados en técnicas de construcción resistentes a desastres para refugios seguros y duraderos.

Conoce más sobre esta emergencia

RELATED

Huracán Willa afecta a México

El huracán Willa de categoría 3 ha tocado tierra en México trayendo fuer... MORE

La iglesia responde al terremoto y tsunami en indonesia

Un devastador terremoto de magnitud 7.5 azotó la isla de Sulawesi, en Indonesia... MORE

CRS lista para responder al tifón Mangkhut en Filipinas

CONTACTO EN ESPAÑOL: Beatriz Afanador | Oficial de Comunicaciones | 301-6243268... MORE

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.