Entradas

2012_Oracion-de-Cuaresma-

Oración de Cuaresma

Padre nuestro, que estás en el cielo,
durante esta época de arrepentimiento,
ten misericordia de nosotros.

El padre de Joseph Otto de la Parroquia de Santa Teresa en el sur de Sudán ha sido  sacerdote durante nueve años. Oficia misa todos los días, incluso si no hay feligreses presentes.

El padre de Joseph Otto de la Parroquia de Santa Teresa en el sur de Sudán ha sido sacerdote durante nueve años. Oficia misa todos los días, incluso si no hay feligreses presentes.

Con nuestra oración, nuestro ayuno y nuestras buenas obras,
transforma nuestro egoísmo en generosidad.
Abre nuestros corazones a tu Palabra,
sana nuestras heridas del pecado,
ayúdanos a hacer el bien en este mundo.
Que transformemos la obscuridad
y el dolor en vida y alegría.
Concédenos estas cosas por Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

JER2013084607

Calaveras -Dos ritos: las figuras y las oraciones.

vecon_closecalavera

Foto por cortesía de Verónica Contreras para CRS.

1. Después de la conquista española en América, los indígenas aztecas fabricaban calaveras de barro o piedra y las ponían cerca del altar de muertos para tranquilizar al dios de la muerte. Los misioneros en vez de prohibirles esta costumbre pagana, les enseñaron a fabricar calaveras de azúcar como símbolo de la dulzura de la muerte para el que ha sido fiel a Dios.

2. Los primeros misioneros españoles pedían a los indígenas que escribieran oraciones por los muertos en los que señalaran con claridad el tipo de gracias que ellos pedían para el muerto de acuerdo a los defectos o virtudes que hubiera demostrado a lo largo de su vida

Estas oraciones se recitaban frente al altar y después se ponían encima de él. Con el tiempo esta costumbre fue cambiando y ahora se escriben versos llamados “Calaveras” en los que, con ironía, picardía y gracia, hablan de la muerte.

Referencia es.catholic.net

20120112_Haiti-reconstruction

Segundo aniversario del terremoto


¡Bendiciones de Año Nuevo!

Al conmemorar el inicio de un nuevo año, hacemos una pausa para recordar a nuestros hermanos y hermanas en Haití al acercarse el segundo aniversario del terremoto.  El 12 de enero de 2010 muchas vidas cambiaron para siempre y dos años después, a pesar de que permanecen muchos  grandes obstáculos, innumerables testimonios de fe y perseverancia abundan en Haití.  Catholic Relief Services (CRS) continúa recorriendo junto a la Iglesia en Haití el camino de la reconstrucción y la renovación —un sinuoso sendero a través de seis barrios que incluyen más de 10.000 refugios temporales donde antes existían ciudades de tiendas de campaña; una ruta antes intransitable por los escombros, ahora llena de nuevos negocios de construcción, panaderías, tiendas de artesanías, iglesias, parques y clínicas de la comunidad.  Un camino que los haitianos recorren con socios de todo el mundo hacia un futuro mejor.

Construcción de un refugio temporal en una comunidad de Puerto Príncipe. Foto de CRS.

Construcción de un refugio temporal en una comunidad de Puerto Príncipe. Foto de CRS.

Siempre que sea posible, CRS trabaja directamente con el gobierno de Haití para fortalecer su capacidad.  En temas como salud, educación y gestión de residuos, CRS se ha asociado con el ministerio competente en programas diseñados para proporcionar servicios públicos muy necesitados a las comunidades pobres.  También estamos en la fase de evaluación de un programa para mejorar el acceso y la calidad de la educación en Haití, junto con la Comisión Episcopal para la Educación Católica, el Ministerio de Educación y la Universidad de Notre Dame en Indiana.

Por favor, considere tomar un momento para unirnos a nuestros hermanos y hermanas en Haití con sus oraciones y acciones.  Decida cómo va a levantar al pueblo de Haití a medida que continúan reconstruyendo sus vidas.  Un anuncio especial para parroquias se incluye para su uso.

Durante este tiempo de reflexión y conmemoración los invitamos a:

• Marcar sus calendarios para junio 1o-3, 2012 Haití: Una mesa, muchos socios —Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés)/Conferencia Nacional de Solidaridad de CRS: onetable.crs.org (en inglés).

• Visitar nuestro sitio de internet acerca de nuestros socios en Haití (Haiti Partners, en inglés) para oración, reflexión, y recursos de la asociación Estados Unidos/Haití.

• Leer y compartir con sus redes el último artículo de CRS sobre Haití en CRS Newswire:  (en inglés) y en español, Cómo los haitianos están de nuevo en marcha.

• Considerar la posibilidad de organizar un servicio de oración  por el segundo aniversario del terremoto.  Hemos incluido una oración e intenciones  para compartir dentro de sus parroquias.

• Hacer una donación a CRS: 877-Help-CRS (877-435-7277) o elegir un proyecto que desean apoyar de nuestro catálogo de regalos Hope for Haiti: (en inglés).

 

¡Gracias por todo lo que hacen! Por favor compartan este informe especial con los demás.

Visiten: www.crsespañol.org para obtener más información acerca de Haití.

Visítenos en Facebook.

 Para descargar una copia de el anuncio especial para parroquias,  el servicio de oración u oración e intenciones haga clíc derecho en los títulos y archivo si está usando una PC o haga clíc y sostenga para Macintosh.

 

PAK2010044068_580x300

Oración a la Sagrada Familia de Nazaret

Sagrada Familia de Nazaret;
enséñanos el recogimiento,
la interioridad;
danos la disposición de
escuchar las buenas inspiraciones y las palabras
de los verdaderos maestros.

Nagena de 7 años con sus 3 hermanas y 5 hermanos, vive en la provincial de Pakhtunkhwa en Pakistán. Su padre murió en 2009. La imagen se tomó después de las inundaciones en Pakistán en Agosto del 2010. Foto de Asad Zaidi/CRS.

Nagena de 7 años con sus 3 hermanas y 5 hermanos, vive en la provincial de Pakhtunkhwa en Pakistán. Su padre murió en 2009. La imagen se tomó después de las inundaciones en Pakistán en Agosto del 2010. Foto de Asad Zaidi/CRS.

Enséñanos la necesidad
del trabajo de reparación,
del estudio,
de la vida interior personal,
de la oración,
que sólo Dios ve en lo secreto;
enséñanos lo que es la familia,
su comunión de amor,
su belleza simple y austera,
su carácter sagrado e inviolable.

Amén