Catholic Relief Services (CRS) fue fundada en 1943 por los obispos católicos de los Estados Unidos con la idea de asistir a los sobrevivientes de la II Guerra Mundial en Europa. Desde entonces, nos hemos expandido para asistir a más de 100 millones de personas en cerca de 100 países de los cinco continentes.

Nuestra sede mundial se encuentra en Baltimore, Maryland. Contamos con un equipo de empleados de más de 4.500 personas comprometidos con el apostolado de la Iglesia Católica para ayudar a los más necesitados.