Quiénes somos

Catholic Relief Services (CRS) fue fundada en 1943 por los Obispos Católicos de los Estados Unidos con la idea de asistir a los sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Desde entonces hemos crecido en tamaño para beneficiar a 85 millones de personas en 101 países en cinco continentes.

Nuestra misión es asistir a los pobres y desamparados en el extranjero, trabajando en el Espíritu de la Enseñanza Católica Social para promover la santidad de la vida humana y la dignidad de la persona humana. Pese a que nuestra misión está cimentada en la fe católica, nuestras operaciones asisten a personas necesitadas, independientemente de su raza, religión o etnicidad. Dentro de Estados Unidos, CRS invita a los católicos a vivir su fe en solidaridad con los pobres y los que sufren en el mundo.

Nos motiva el ejemplo de Jesucristo de mitigar el sufrimiento, proveer asistencia para el desarrollo y, promover la caridad y justicia. Estamos comprometidos con los Principios Guías y por ellos nos responsabilizarnos de otros.

Mira lo que sucede cuando pequeños milagros tocan las vidas de los más vulnerables alrededor del mundo. Observa la ayuda salvífica de vidas y esperanza provista por Catholic Relief Services. Mira qué tan lejos puede llegar tu corazón.

Como la agencia oficial internacional humanitaria de la comunidad católica en los Estados Unidos, CRS es regida por una junta directiva conformada por sacerdotes, la mayoría de ellos obispos electos por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, así como por religiosos y hombres y mujeres laicos.

CRS mantiene estrictos estándares de eficiencia, responsabilidad y transparencia: 92% de nuestros gastos van directamente a los programas. 

 

Compromiso de CRS a la Enseñanza Católica

Catholic Relief Services es una manifestación del amor de nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo por parte de la comunidad católica en los Estados Unidos. Protegemos, defendemos y mejorarmos la vida humana alrededor del mundo al satisfacer las necesidades básicas y buscar soluciones para la injusticia.

CRS es una organización pro-vida dedicada a preservar la santidad y dignidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Cada aspecto de nuestro trabajo es para ayudar a que la vida florezca. Estamos decididos en nuestro compromiso a la Iglesia y a su enseñanza.

Como parte de la Iglesia universal, trabajamos con instituciones católicas locales alrededor del mundo. Como una agencia católica que provee asistencia a gente necesitada en 93 países sin importar raza, religión o nacionalidad, también participamos en iniciativas humanitarias delineadas por diversos grupos, incluyendo instituciones gubernamentales, religiosas y seculares.

Pese a que algunas posturas y prácticas de estas instituciones no siempre son consistentes con la amplia gama de las Enseñanzas Católicas, CRS labora con estas instituciones siempre enfocado solamente en actividades que son totalmente consistentes con las Enseñanzas Católicas.

CRS emplea a católicos y a no católicos. La membresía en asociaciones profesionales permiten a nuestro personal obtener información y tecnología que nos prepare para servir aquellos a nuestro cargo, y lo hacemos en total acuerdo con las Enseñanzas Católicas.

Nuestro personal también pertenecen a coaliciones que extienden el alcance de sus servicios a pobres que frecuentemente viven en áreas remotas donde CRS no está presente. Dichas coaliciones dan a CRS la plataforma para presentar métodos y procedimientos efectivos que demuestren la eficacia del alcance católico para la salud y planeación familiar. Estas son nuestras oportunidades de lograr un espacio en la atmósfera pública para los puntos de vista católicos y para atestiguar nuestra fe.

 

 

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.