Propuesta para eliminar la ayuda alimentaria y reducir la asistencia humanitaria y el desarrollo en 2019 es de visión corta y pone vidas en riesgo

Propuesta para eliminar la ayuda alimentaria y reducir la asistencia humanitaria y el desarrollo en 2019 es de visión corta y pone vidas en riesgo

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA

 

CONTACTO: Beatriz Afanador Catholic Relief Services (410) 625-7341 cel. (301)624-3268 [email protected]

Propuesta para eliminar la ayuda alimentaria y reducir la asistencia humanitaria y para el desarrollo en el presupuesto del año fiscal 2019 es de visión corta y pone vidas en riesgo

WASHINGTON, DC, 12 de febrero de 2018 – Catholic Relief Services (CRS), la agencia internacional de ayuda y desarrollo de la Iglesia Católica, está profundamente preocupada por los recortes drásticos a la ayuda humanitaria internacional, de desarrollo y para la salud global que salva vidas, propuestos en la solicitud de presupuesto del año fiscal 2019 del gobierno. La solicitud del gobierno propone reducir los fondos para el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés) en más de un tercio en general, y elimina por completo la ayuda alimentaria.

“Estados Unidos es una nación generosa que ha llevado a la comunidad mundial a responder a las catástrofes y brindar oportunidades a los pobres y marginados”, dijo Bill O’Keefe, vicepresidente de relaciones gubernamentales e incidencia política de CRS. “Más allá del imperativo humanitario y moral fundamental de financiar la ayuda exterior, la ayuda internacional para reducir la pobreza es en el mayor interés de nuestro país. Recortes drásticos y desproporcionados a la ayuda para el desarrollo y la diplomacia solo empeorarán los problemas que enfrentamos hoy y dejarán un vacío para que nuevas crisis se agraven mañana”.

La propuesta presupuestaria no financia de manera suficiente la respuesta humanitaria que, si se promulga, tendrá consecuencias de vida o muerte para millones de personas.

  • En el año fiscal 2017, los Estados Unidos gastaron 2.5 mil millones de dólares más en ayuda humanitaria que este presupuesto, en un momento en que la ONU pronostica un aumento del 5 por ciento en las necesidades humanitarias.
  • A nivel mundial, más de 136 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, incluidas 700,000 personas que han huido de Myanmar a Bangladesh desde agosto de 2017.

“La asistencia humanitaria brinda ayuda que salva vidas; no podemos recortar ahora, cuando 30 millones de personas enfrentan el hambre”, dijo O’Keefe.

El presupuesto también propone reducir el gasto en seguridad alimentaria para el desarrollo en más de mil millones de dólares, eliminando por completo los programas de ayuda alimentaria y reduciendo a la mitad la implementación de la Ley de Seguridad Alimentaria Global. “En una época en que el hambre aumenta en todo el mundo, ahora no es el momento de reducir la ayuda a las comunidades para que cultiven más alimentos”, dijo O’Keefe. “Un financiamiento insuficiente de esta área solo conducirá en el futuro a más emergencias alimentarias desestabilizadoras”.

El gobierno también propone reducir en casi la mitad otras actividades críticas de desarrollo en las áreas de microfinanzas, agua, educación, esfuerzos contra la trata de personas y mucho más. “Esta propuesta es de visión corta”, enfatizó O’Keefe, “una onza de actividades de desarrollo vale una libra proverbial de cura humanitaria”. El acceso al agua potable, por ejemplo, mantiene a las comunidades más saludables”.

CRS insta al Congreso a mantener el consenso bipartidista para proteger el financiamiento de la ayuda internacional en los años fiscales 2018 y 2019 a por lo menos los niveles promulgados para el año fiscal 2017.

“Este financiamiento se necesita con urgencia para alimentar a los que sufren de hambre, proporcionar refugio a los necesitados, apoyar a los refugiados, combatir el impacto de las crisis climáticas y coordinar las respuestas a los brotes de salud mundial”, enfatizó O’Keefe.

Cada año durante la Cuaresma, que comienza el miércoles, CRS apoya a decenas de miles de católicos que sacrifican sus bolsillos para ayudar a los necesitados en el extranjero, a través de la campaña Plato de Arroz de CRS. “Los sacrificios de Plato de Arroz de los estadounidenses nos recuerdan su generosidad año tras año”, dijo O’Keefe. “Para muchos que reciben ayuda, es la diferencia entre una comida nutritiva y pasar hambre”.

### 

Catholic Relief Services es la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional. La agencia alivia el sufrimiento y ofrece asistencia a personas necesitadas en más de 100 países, sin importar raza, religión o nacionalidad. El trabajo de CRS de ayuda y desarrollo se logra mediante programas de respuesta a emergencias, al VIH, salud, agricultura, educación, microfinanzas y construcción de la paz. Para obtener más información visita www.crs.org o www.crsespanol.org y sigue a Catholic Relief Services en las redes sociales: Facebook, Twitter en @CatholicRelief, @CRSnews y @CRSnoticias, InstagramPinterest YouTube.

—————————————————————————————–

Herramientas en línea:

Centro de medios en línea de CRS: crs.org/media-center

Síguenos en Twitter @CRSnews, @CatholicRelief, @CallahanCRS

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.