Camboya

La sobrina de una beneficiaria de un programa de microfinanzas apollado por CRS. Su tía, que fue perseguida en los años 70 por su herencia mezclada, montó su negocio de incienso usando préstamos de un socio de CRS. Ahora, puede mandar a sus hijos a la escuela y comprarles cosas como bicicletas, gracias al éxito de su pequeña fábrica. Foto de Laura Sheahen/CRS

La sobrina de una beneficiaria de un programa de microfinanzas apollado por CRS. Su tía, que fue perseguida en los años 70 por su herencia mezclada, montó su negocio de incienso usando préstamos de un socio de CRS. Ahora, puede mandar a sus hijos a la escuela y comprarles cosas como bicicletas, gracias al éxito de su pequeña fábrica. Foto de Laura Sheahen/CRS

Después de soportar 18 años de conflicto, los camboyanos trabajan para reconstruir una sociedad pacífica. La gente, especialmente en áreas rurales, enfrenta gran incidencia de pobreza. Los agricultores tienen dificultades para acceder a los mercados y vender sus productos, y con frecuencia, también para producir suficientes alimentos. El país además enfrenta problemas sanitarios: el índice de tuberculosis es el más alto de la región y aproximadamente 67,500 personas sufren de VIH o sida. En particular las madres requieren de atención especial para prevenir la transmisión del VIH a sus bebés y garantizar una nutrición adecuada. Catholic Relief Services, con sus socios locales, trabaja para defender la dignidad humana y aliviar la pobreza en Camboya.

Historia

1973

De 1973 a 1975, CRS ofreció una ayuda vital en materia de salud y nutrición a los camboyanos que luchaban en la guerra. En 1992 CRS reabrió sus oficinas en Camboya cuando la firma del Acuerdo de Paz de París recompuso la estabilidad en el país. Hoy CRS trabaja con 17 socios para servir a 200,000 camboyanos a lo largo de todo el país.

Sobre los socios

Información sobre los programas