Honduras

Honduras CRS grupo de ahorros Agricultura para Nutrición

Estas mujeres pertenecen a un grupo de ahorros que se llama Luz del Valle. Se reúnen cada dos semanas para hacer pan y venderlo juntas. Las ganancias de las ventas se entregan a un fondo de ahorros. Ahorra tienen planes para abrir su propia panadería. Este proyecto es parte del proyecto Agricultura para Nutrición, financiado por el Buffet Foundation y administrado por CRS and a local Caritas partner. Foto de Melita Sawyer/CRS

Situación actual del país

Dos tercios de los casi 8 millones de habitantes de Honduras viven en la pobreza, lo que hace de éste uno de los países más pobres de todo el continente americano. El huracán “Mitch” devastó Honduras en 1998, causó muchísimas muertes, destrozó la infraestructura del país y dejó en evidencia la vulnerabilidad extrema de los pobres. El país centroamericano sigue siendo muy propenso a tormentas tropicales, sequías y deslizamientos de tierra y la repetición de estos desastres afecta con mayor gravedad a las comunidades pobres y aisladas. La alta tasa de desempleo y la gran desigualdad de los ingresos junto con un desarrollo y un sistema educativo inadecuados han contribuido a crear un entorno complejo en el que Catholic Relief Services (CRS) se esfuerza por lograr cambios. En la actualidad, CRS centra sus esfuerzos en programas en los departamentos de Lempira e Intibucá, zona densamente poblada en el sudoeste del país y frontera con El Salvador. Se trata de comunidades rurales aisladas que carecen de los recursos y la infraestructura necesarios para mantener servicios básicos de salud, saneamiento, educación y agua potable. Además de procurar una mejora en la gestión de la agricultura y los recursos naturales de Honduras, CRS trabaja en el establecimiento de sistemas de emergencia que ofrezcan protección contra las tormentas tropicales y los huracanes que causan estragos cada cierto tiempo. Por su compromiso con los principios de justicia y solidaridad, CRS también trabaja para erradicar el trabajo infantil, el VIH y el sida, y para aliviar los complejos problemas migratorios. Gracias a la cooperación con sus socios locales, CRS ha podido implementar estos proyectos de manera muy exitosa.

Historia

1959

CRS comenzó a trabajar en Honduras en 1959 con un programa de distribución de alimentos en zonas rurales. Luego empezó a apoyar proyectos de agua y saneamiento, de agricultura sustentable y de distribución de medicamentos. En la década del ochenta, CRS Honduras brindó asistencia a los refugiados que huían de la guerra civil en El Salvador. En este período, comenzamos a dedicarnos a programas de desarrollo sostenible a largo plazo en las comunidades hondureñas más necesitadas y en la respuesta de emergencia a los desastres naturales.

En la época posterior al huracán “Mitch”, CRS consolidó sus programas en las siguientes áreas: construcción de la paz, cabildeo, sociedad civil, administración, gestión de emergencias, recursos naturales, salud, agua, saneamiento y educación.

Sobre los Socios

1. Cáritas lleva a cabo proyectos con CRS en varios departamentos de Honduras e incluyen áreas como la gestión del agua, la participación cívica, siembra de hortalizas y ganadería.
2. La Alianza es un acuerdo de organizaciones no gubernamentales internacionales que fue formada por CRS como un esfuerzo cooperativo para efectuar el mayor cambio posible en Honduras. Esta alianza, respaldada por el gobierno de Honduras, combate la pobreza en 80 de los municipios más pobres.
3. La Central Pro-Agua y Comité para el Desarrollo Integral de Intibucá (COCEPRADII) trabaja para ayudar a los empobrecidos habitantes del departamento de Intibucá.

Información sobre programas

Agricultura

Respuesta a desastres naturales

Emergencias
Por su geografía, Honduras está expuesto a efectos climáticos devastadores que lo hacen el segundo país del mundo en términos de vulnerabilidad ante los estragos de los desastres naturales. Para salvaguardar la población de Honduras es fundamental que la preparación para desastres y el equipo de respuesta sean sólidos.
Atento a la vulnerabilidad de Honduras frente a los huracanes y las tormentas tropicales de todos los años, CRS ha invertido en apoyar proyectos en las zonas de mayor riesgo. CRS organiza respuestas rápidas tanto para el alivio como para la preparación ante los desastres naturales, con énfasis en la organización y capacitación de la comunidad, sistemas de alerta temprana y evaluación de riesgos y daños. CRS coordina con redes de organizaciones para brindar a los socios locales los medios para responder en forma rápida y eficiente a las situaciones de emergencia.

Salud

Salud, educación, agua y saneamiento
El sistema nacional de salud no puede hacer frente a las necesidades de la mayoría de los hondureños quienes, en consecuencia, no reciben atención médica adecuada y oportuna. Además de las amenazas que representan las enfermedades, la desnutrición y la mortalidad materna e infantil, muchos hogares pobres carecen de acceso al agua potable, lo que aumenta los problemas de saneamiento y la propagación de enfermedades. La educación inadecuada exacerba aún más esta situación desesperada.
El programa de salud, educación, agua y saneamiento fortalece a las comunidades y a las organizaciones socias mediante la participación, el cabildeo y el liderazgo. El programa se centra especialmente en el cuidado de la salud infantil, la maternidad segura, el VIH y el sida, la educación y la respuesta a las emergencias sanitarias.