República Centroafricana

La crisis en la República Centroafricana (CAR, por su sigla en inglés) continúa. El conflicto, que comenzó en diciembre del 2012, escaló durante el 2013 y el 2014, obligando a las personas a abandonar sus hogares y dando como resultado más de 750 mil personas desplazadas internamente en todo el país.

CRS está trabajando con Cáritas para proporcionar alimentos, medicinas y protección a las familias obligadas a abandonar sus hogares por la violencia. Foto cortesía de Aurelio Gazzera/Cáritas

CRS trabaja con Cáritas para proporcionar alimentos, medicinas y protección a las familias obligadas a abandonar sus hogares por la violencia. Foto cortesía de Aurelio Gazzera/Cáritas

Hoy, mientras la seguridad ha incrementado significativamente a nivel general, particularmente en la capital Bangui, el conflicto permanece activo en ciertas partes de CAR, y más de medio millón de individuos continúan desplazados dentro y fuera del país.

CAR es relativamente desconocida para la mayoría del mundo. Sin litoral, con fronteras porosas, golpes de estado frecuentes, y un comercio internacional limitado, el país no ha sido capaz de desarrollar su potencial, a pesar de tener una gran riqueza de recursos naturales y grandes extensiones de tierra cultivable.

CAR está actualmente clasificada número 180 de 187 países en el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Naciones Unidas. La esperanza media de vida al nacer es de sólo 49.1 años. Los niños que logran llegar a los cinco años tienen pocas posibilidades de ver el interior de un aula escolar o de un centro de salud en funcionamiento.

Las oportunidades económicas sostenibles son escasas, incluso con acceso a un sustento, la inseguridad y las carreteras intransitables reducen el comercio nacional a un hilo.

Historia de CRS en la República Centroafricana

Las actividades de Catholic Relief Services en la República Centroafricana comenzaron en 1999 e inicialmente se centraban en ayudar a los socios de la Iglesia a construir una paz estable en el país después de varios años de inestabilidad.

Otras áreas de ayuda se centraron en ayudar a un gran número de niños huérfanos y / o vulnerables tras años de inestabilidad y encontrar a las familias más vulnerables para ayudarles con semillas y mejores técnicas de agricultura.

A partir del 2006, la situación en CAR se deterioró. Los combates entre el ejército nacional y otros grupos armados, así como un aumento de la actividad bandidaje y rebelde, desplazaron a decenas de miles de familias en el noroeste y las zonas centro-norte del país, y el noreste, donde hubo efectos colaterales de los conflictos en Sudán y Chad.

En respuesta, CRS abrió una oficina en la capital de CAR, Bangui, en abril del 2007, para contribuir a los esfuerzos humanitarios a través de la ayuda de emergencia a las personas desplazadas internamente en el noroeste.

Desde entonces, CRS ha expandido nuestros programas, en colaboración con la Iglesia y otras organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales para implementar actividades de desarrollo y de recuperación temprana, con un enfoque en la seguridad alimentaria, conciencia del VIH y el sida, los niños huérfanos y vulnerables, rehabilitación de la infraestructura de salud, educación, microfinanzas, construcción de la paz y la protección y resiliencia de la comunidad.

Los proyectos más recientes de CRS han abordado el tema de la falta de alimentos crónico en el país organizando ferias de semillas, permitiendo a las personas tener acceso a semillas de mejor calidad y a equipos agrícolas y proveedores locales para obtener mayores dividendos.

 

¿Buscas recursos para formación en la fe?

Utiliza nuestros materiales de Cuaresma gratuitos para parroquias y familias.