Catholic Relief Services (CRS) proporciona ayuda humanitaria y de desarrollo a los pobres y marginados en cerca de 100 países alrededor del mundo. Su sede central está en Baltimore, Maryland. En el extranjero CRS tiene oficinas en:

CRS trabaja también desde oficinas regionales dentro de los Estados Unidos para apoyar a los católicos, las parroquias y las diócesis en sus esfuerzos por vivir conforme a su fe católica en solidaridad con los necesitados y tomar decisiones como consumidores, ciudadanos votantes y promotores de sociedades más justas y pacíficas.

Como la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos dedicada a la ayuda humanitaria internacional, tenemos una función especial que desempeñar en la ayuda a los necesitados a nivel internacional.

Trabajamos con la Iglesia Católica y otros socios locales para crear un mundo en el que las personas se unan en solidaridad. Al trabajar junto con nuestros socios, podemos impulsar verdaderos cambios en los sistemas y prácticas que contribuyen a la injusticia, al hambre, la enfermedad y a la guerra en cualquier parte del mundo.