Los programas de justicia y construcción de paz de CRS involucran a la sociedad civil y a los sectores público y privado para fomentar la inclusión, equidad y rendición de cuentas. Nuestros programas son sensibles a los conflictos, buscando minimizar daños potenciales y maximizar beneficios sociales para todos.

CRS trabaja con comunidades en Sudán para formar grupos de radiooyentes, como este grupo de las Mujeres Cultivadoras que conversan sobre un programa de radio que acaban de escuchar. De esta manera, profundizan su entendimiento de temas de actualidad. Tales grupos son críticos para fomentar la educación civil y para el éxito del Acuerdo Comprensivo de Paz, que puso fin a la guerra entre el norte y el sur de Sudán. Foto de Pohl, Laura Elizabeth

CRS trabaja con comunidades en Sudán. Los grupos son críticos para fomentar la educación civil y para el éxito del Acuerdo Comprensivo de Paz, que puso fin a la guerra entre el norte y el sur de Sudán. Foto de Pohl, Laura Elizabeth

Estos también son sensibles de género para ayudar a reducir inigualdades entre mujeres, niños y niñas en los niveles individual, familiar, comunitario, nacional e internacional.

Nuestro impacto

Desde que Catholic Relief Services inició en 1943, nuestros programas florecieron en muchas direcciones. No obstante, mucho de nuestro trabajo aún ocurre en sitios que se recuperan de eras de violencia y guerras.

Con el paso del tiempo hemos aprendido que la forma como hacemos nuestra programación de emergencia y desarrollo ayuda a prevenir o transformar conflictos. Si ignoramos los conflictos y sus causas entonces nuestro trabajo prolonga el conflicto al proveer nuevos recursos a las partes en conflicto (como comida y provisiones), o nuestros programas son destruidos en el caos y la violencia.

Si ayudamos a nuestros socios a afrontar las injusticias en su sociedad que causan tensión y propiciamos relaciones respetuosas entre las partes en conflicto, entonces nuestro trabajo conjunto construye paz sostenible.

Antes de incursionar en construcción de paz, analizamos el contexto del conflicto con nuestros socios y la comunidad para decidir cómo enfocar mejor nuestras actividades. En algunas áreas, proactivamente prevenimos conflicto a través de educación en derechos humanos, cabildeo u apoyo a actividades de microfinanzas. Estos programas ayudan a abordar injusticias sociales antes de que la gente vea a la violencia como su única forma de cambio.

En sitios donde los conflictos violentos están sucediendo, tratamos de asegurarnos que nuestra ayuda no incremente el conflicto, y por el contrario emplee recursos para cambios pacíficos. Por ejemplo, en algunos países CRS trabaja proveyendo educación de paz para niños en campos de refugiados o en mejorar las relaciones entre los refugiados y los habitantes locales.

En áreas que se recuperan de la violencia, podemos ayudar a la gente a reconstruir sus casas, restablecer una economía viable que valore a todos los miembros de la sociedad, o ayudar a crear el ambiente social para el largo proceso de recuperación del dolor y relaciones en reconciliación.

Nuestros programas de reconstrucción de paz ayudan a prevenir, mitigar o resolver conflictos. Promovemos relaciones saludables mediante el fortalecimiento de instituciones estatales y civiles, incluyendo la Iglesia,

 

Un vistazo…

  • Experiencia: 20 años en Construcción de Paz.
  • Personal: 50 empleados
  • Inversión: $30.7 millones para programas de paz y justicia en el año fiscal 2014.
  • Impacto: Asistido a más de 3.4 millones de beneficiarios a través de 109 proyectos en 46 países.