Los programas de bienestar social ofrecen asistencia a individuos extremadamente vulnerables, incapaces de satisfacer sus necesidades más básicas para la supervivencia y la dignidad humana. Las personas pueden verse impedidas de satisfacer estas necesidades debido a algún factor externo —desastre natural o conflicto armado—o a circunstancias socioeconómicas como edad, enfermedad, hambre, capacidades diferentes o discriminación. Estas personas dependen completamente de recursos externos para sus necesidades básicas.

CRS Níger mijo bienestar social Programa Mundial de Alimentos

Habsu Boubacar sostiene a su hija, Nafissa, y un cuenco de cáscaras de mijo en su casa en Toudoun Jaka, Niger. Habsu y sus hijos recibirán comida del Programa Mundial de Alimentos, entregada por CRS. Por una falta de lluvia el año pasado unos 7.5 millones de nigerinos no tienen suficiente para comer. Foto de Lane Hartill/CRS

En su compromiso y desafío por vivir los principios de la doctrina social católica, CRS toma como su punto de origen la santidad y dignidad humana de cada persona. La doctrina social católica se enfoca en “aquellos miembros de la sociedad con las mayores necesidades quienes requieren respuestas y atención superiores”.

CRS reconoce la responsabilidad del Estado y la sociedad civil en satisfacer las necesidades básicas humanas y fomentar el bien común y la paz. Para alentar el total cumplimiento de esta responsabilidad, CRS apoya a la sociedad civil “fortaleciendo la capacidad de las organizaciones locales para abogar por el mejoramiento de los servicios públicos para satisfacer las necesidades básicas”. (Aplicando el Lente de la Justicia a los Programas, CRS Documentos Ocasionales, julio 1998)

Sin embargo, la comunidad humana tiene el imperativo moral de responder cuando las autoridades no pueden o no quieren satisfacer las necesidades de los más vulnerables. Esta es la base de los programas de bienestar social de CRS.

Alcance de este programa

Las personas más vulnerables incluyen a las siguientes:

  • Personas confinadas, como enfermos terminales, que se encuentran severamente discapacitados mental o físicamente, o ancianos.
  • Personas confinadas temporalmente, incluyendo niños o adultos hospitalizados, en rehabilitación o terapia.
  • Personas temporalmente en necesidad de asistencia, incluyendo individuos o familias marginados debido a discapacidad mental o física, enfermedad, edad, pobreza o bajo estatus social pero que no están bajo el cuidado de una institución.

En algunos casos, personas extremadamente vulnerables permanecen así por tiempo indefinido y podrían necesitar asistencia por el resto de sus vidas.

En otros casos, individuos vulnerables podrían requerir asistencia solo temporalmente, como en los casos de huérfanos o temporalmente desplazados.

Antecedentes del programa de bienestar social de CRS

El propósito de los programas de bienestar social es responder a las necesidades individuales inmediatas de la alimentación y crear los cimientos para seguridad alimentaria y medios de vida sustentables.

Las necesidades de los extremadamente vulnerables incluyen:

  • Alimento
  • Alojamiento
  • Agua
  • Atención de salud básica

El hambre y la falta de alimento adecuado es frecuentemente la mayor amenaza a las poblaciones extremadamente vulnerables. Los programas de ayuda de bienestar social satisfacen necesidades de alimentación inmediatas y ofrecen servicios vitales y adiestramiento para que los individuos logren la seguridad alimentaria. Con ayuda del gobierno de los Estados Unidos, CRS distribuye alimentos mediante entidades o comunidades.

CRS también trabaja con entidades locales para ofrecer asistencia complementaria como cuidado médico y consejería, educación o educación vocacional, a individuos que tengan la oportunidad de satisfacer sus necesidades de alimentación y subsistencia en el futuro. En un plano más amplio, CRS trabaja para asegurar que las poblaciones vulnerables sean atendidas en el futuro mediante la construcción de capacidad institucional y promoviendo ante los gobiernos la mejoría del bienestar social.