Emergencias

Emergencias

  • 15,7 millones recibieron asistencia personas a través de nuestro trabajo de emergencia en el 2016

  • 188 proyectos de respuesta a emergencias se llevaron a cabo en 2016

  • 55 países fueron beneficiarios de programas de emergencia y recuperación 

 Descarga una copia de la actualización sobre terremotos en México y los huracanes Irma y María en el Caribe 

Nuestra visión es promover la justicia social, solidaridad y compasión mediante acciones inmediatas de emergencia y recuperación que satisfagan las necesidades de los más vulnerables.

Llevamos a cabo un alcance de respuesta de emergencias y recuperación. Como personal de emergencia experimentado, proveemos ayuda tendiente a que los sobrevivientes puedan volver a la normalidad. Después ayudamos a la gente a obtener las herramientas y destrezas requeridas para lograr su propia recuperación. Nuestros proyectos se basan en los sistemas locales para asegurar éxitos duraderos.

CRS implementa un amplio número de respuestas para desastres, los cuales adapta acorde a las necesidades de cada comunidad. Nos caracterizamos por nuestro trabajo basado en respuestas del mercado, y en proveer albergues.

Nuestro impacto

Durante el año fiscal del 2014, el 35 por ciento de nuestro presupuesto general fue destinado a programas de emergencia y recuperación. Una vez que satisfacemos las necesidades inmediatas de comida, agua y albergue, nos enfocamos en la etapa de reconstrucción, ayudando a los sobrevivientes de desastres naturales y emergencias crónicas a que sus vidas vuelvan hacia la normalidad.

Nuestros programas buscan prevenir la pérdida de vidas, minimizar el sufrimiento, reducir daño a la propiedad, lograr recuperaciones rápidas, reducir la vulnerabilidad, mejor manejo de desastres naturales y no naturales, todo esto mientras promovemos una cultura de paz, dignidad y respeto.

CRS es capaz de iniciar operaciones a días de ocurrido un desastre. Nuestro acceso a fondos privados nos permiten movilizar personal rápidamente, envío de ayuda a quienes lo requieren y adaptación a las circunstancias cambiantes. Proveemos a las comunidades afectadas de mayor control sobre las decisiones que afectan sus vidas. Y nos enfocamos en los más vulnerables para que tengan una voz en comunidad y en las decisiones familiares.